viernes, 27 de agosto de 2010

Killers

Killers - Cartel
Supongo que estos días están siendo insoportables para muchos debido al calor que hace. Así, cuando ya falta muy poquito tiempo para que hagamos las maletas y volvamos a casa dando por finalizadas nuestras vacaciones (Ains… qué duro es volver a trabajar después de todo un mes fuera de casa…), intentamos buscar soluciones que, si bien no soy muy innovadoras, sí que nos ayudan a combatir esta sensación de calor insoportable.

Así, ayer cogimos el coche y nos fuimos a pasar la tarde al cine con un objetivo doble. Por un lado, entretenernos, y, por otro, refrescarnos. Y, si bien teníamos claro qué película queríamos ver, al llegar nos vimos obligados a meternos en otra sala debido a que la duración de la película en cuestión no nos permitía hacer frente a otro compromiso. Así, finalmente optamos por ver “Killers”, la última película de Ashton Kutcher.

El argumento es muy simple: Jennifer es una mujer joven que, recién plantada por su novio, decide viajar a Niza con sus padres para pasar página. Allí conoce a Spencer, un chico encantador que le atrae desde el primer minuto y con el que comienza una apasionada historia de amor que, tres años después, sigue vigente. Con lo que ella no cuenta es con que Spencer trabajó como asesino a sueldo hasta el momento en el cual ella y él se conocieron, hecho el cual conocerá cuando el pasado de su novio se ponga en su contra.

Visto el resumen que os realizamos, pensaréis que se trata de la típica comedia romántica con ciertas dosis de acción. Pues bien, NO es la típica comedia romántica. Y NO lo es porque la diferencia de esta película con otras de su mismo género, es que ésta consigue dormir a un elefante de lo aburrida que es. Y es que, más de la mitad de la película es soporífera, hay escenas en las que no pasa absolutamente nada y, cuando comienza la acción, son constantes los fallos y errores en el montaje de la cinta. Por ejemplo, la casa de los protagonistas se reparó misteriosamente de la noche a la mañana, cuando en la mañana del mismo día ésta había quedado destrozada tras una pelea de considerables dimensiones.
Asimismo, el guión también presenta diversas lagunas, cambiando la situación por completo entre unos y otros en cuestión de segundos, lo cual complica considerablemente el seguimiento de la película.

En cuanto a los actores principales, los del equipo consideramos que su química como pareja es nula. En ningún momento consiguen representar a una pareja de enamorados exitosamente. En la vida real, el futuro de su relación sería tan negro como las historias que, cada noche de viernes, se cuentan en “Sálvame deluxe”, “DEC” y similares. No obstante, consideramos que la culpa no es exclusivamente de Katherine Heighl y Ashton Kutcher, sino que también, el flojo guión con el que cuenta la película ayuda a que la actuación de los mismos sea tan poco convincente.

En definitiva, nos encontramos ante una película que debería haber sido entretenida y divertida y que, por trama, hubiese podido contar con todos los ingredientes para lograrlo. No obstante, cuando ayer nos sentamos en las butacas del cine nos aburrimos sobremanera, riéndonos en algún momento puntual (porque, reconozcámoslo, había alguna escena que aún tenía cierta gracia), pero al final acabamos saliendo de la sala con la sensación de haber tirado a la basura 13,20 euros en total (o sea, 6,60 por barba) con los cuales nos podríamos haber marchado a tomar algo bien fresquito a una terraza de verano.

Con todo, la nota que le ponemos los del equipo es un 4, no recomendándoos verla en las salas de cine debido a que, en nuestra opinión, se trata de una película completamente prescindible, y que en pocos años veremos en las sobremesas televisivas de algún que otro domingo.




Título original: "Killers" - USA - 2010
Dirigida por: Robert Luketic
Género: Comedia Romántica
Duración: 101 minutos
jueves, 5 de agosto de 2010

Toy Story 3


Toy Story 3 - Cartel
Finalmente llegó el día. Habíamos estado contrariados, y porque no decirlo, divididos ante la perspectiva del estreno de la tercera parte de la saga “Toy Story”. La verdad es que, pese a querer verla, nos invadía el miedo a que se tratara de un paso erróneo en la historia de nuestros amigos Woody y Buzz, ya que después de tantos años de negativas por parte de Pixar de realizar esta tercera parte, nos daba en la naricita que algo iba a salir mal.

Han pasado ya quince años (Toy Story” es de 1995, ¡casi nada!) desde que apareciera en nuestras vidas el baquero Woody, el astronauta Buzz Lightyear, el Sr. y la Sra. Patata, el dinosaurio Rex, el cerdito Hamm y como no, el entrañable perro muelle Slinky... y alguno más que se nos queda en el tintero.

Lo curioso del caso es que, aunque hayan pasado ya esos 15 años, la película continua siendo vigente, convirtiéndola, queramos o no, en un nuevo clásico de la animación.

Por cierto, ¿a alguien le suena?

Hay un amigo en mí, hay un amigo en mí
cuando eches a volar y
tal vez añores tu dulce hogar.

Bueno al grano...

La historia empieza años más adelante de donde lo dejó, el tiempo ha pasado, aunque nuestros amigos están cuidados como siempre, el que más ha cambiado es Andy, que ya no es el niño que era en las otras partes de la saga: ahora tiene 17 años y está a punto de irse a la universidad. Como es evidente, empieza una nueva vida y no se puede llevar con él sus juguetes, el dilema está en: van al camarote, son donados a un orfanato o simplemente van a la basura.

No necesitas a nadie más
porque hay un amigo en mí
hay un amigo en mí.

Debido a un cruel error, nuestros amigos van camino de acabar a la basura, aunque su destino era más halagüeño. Un error trae otro error, y  todos deciden empezar su nueva vida lejos de Andy, en una guardería, así que sin más, se meten en la caja de las donaciones “Sunnyside” (la guardería del barrio).

“Sunnyside”, el retiro dorado para un juguete... niños por todas partes, correteando, jugando, divirtiéndose con ellos, vaya, lo mejor que les podría pasar con Andy en la universidad.

Otros habrá tal vez
muchos más listos que yo
eso puede ser, tal vez.
Más nunca habrá quien pueda ser
un amigo fiel, y tú lo sabes.

De todas formas, algo sale mal, y aunque no os lo vamos a decir, queremos recordaros que las apariencias engañan, y en Sunnyside pasa eso…

Llegados a este punto, y para no romper la magia de la película, pasamos a valorarla

Lo peor de “Toy Story 3”

Aunque nos sepa mal decirlo, porque hasta el momento siempre estaba a nivel o superior al nivel de la propia película, sin muchas dudas os decimos que lo peor de la película, y con diferencia es el corto con que Pixar siempre obsequia a sus seguidores. En esta ocasión titulado “Noche y Día”, un alegato a la diferencia, aunque en muchas ocasiones carente de gracia y difícil de entender.

En cuanto a la película, quizá lo que nos dejó más fríos, por lo incomprensible que nos resultó, fueron los primeros 5 minutos de la cinta, donde nuestros protagonistas protagonizan una extraña historia de buenos y malos ambientada en el oeste. Quizá en otro momento de la película se hubiese entendido mejor, pero incluso cuando acaba la secuencia, uno se queda pensando: “¿Que ha sido esto?” o “¿Hacía falta?”


Lo mejor de “Toy Story 3”

Pese a no considerar la película como una obra maestra (le queda bastante para pillar a “Up” o a “Monstruos, S.A.”), si que os podemos resaltar unas cuantas secuencias que a nosotros nos parecieron geniales:

·   En plena huida de “Sunnyside”, Mr. Potato hace uso de facilidad para montar y desmontar “sus partes”, convirtiéndose en Mr. Tortita... simplemente genial.
·     La banda sonora original es de las que te mete quieras o no en la película. Sin más comentarios que: muy, muy buena, solo hay que ver que, 15 años después de su creación, “Hay un amigo en mí” continua tan actual como el primer día.
·    El momento en el que descubrimos los orígenes andaluces de “Buzz lightyear”. ¡Ozú!
·    La escena final de la película, con todos los juguetes por última vez en manos de Andy. Os debemos reconocer que alguna lágrima se nos escapó mejilla abajo. Graciosa, simpática y sobretodo emotiva... digna de un buen final de saga (por favor señores de Pixar, después de esta parte, ¡¡No más Toy Story!!).


Finalmente, valoraremos la película. Aquí os llevaréis una sorpresa, puesto que si una parte  puntúa la película con un fantástico 8, la otra la puntúa con un 6, siendo esto así por no haber llegado a un consenso en cuanto a los puntos positivos y negativos de la película. No obstante, la película se queda con una buena puntuación de 7 puntos sobre 10. Plenamente recomendable para pasar un buen rato y reír, a la vez que pensar.

Por último, cerraremos esta crítica con la última estrofa de la canción “Hay un amigo en mí”, la cual habréis visto que hemos ido desglosando a lo largo de la crítica. 


El tiempo pasará
lo nuestro no morirá
lo vas a ver es mejor saber
que hay un amigo en mí.




Otras películas de la saga:




Título Original: "Toy Story 3" - USA - 2010

Dirigida por: Lee Unkrich

Duración: 103 minutos

Género: Animación