sábado, 14 de mayo de 2011

Precious

Precious - Cartel
Cuando uno ve el cartel de “Precious” se pregunta ¿Qué tendrá de precioso esta película? Y más, cuando pasadas unas semanas de su estreno, las críticas iban cargadas de halagos y cumplidos. Curioso, sobre todo teniendo cuenta que estábamos ante una película, digamos, no comercial.

Fue considerada la mejor película (según el público) en el Festival de Toronto, recibió los premios del jurado y del público del Festival de Sundance, así como el de la mejor película, director y actriz principal en los Premios Independient Spirit, y en un festival más cercano, que no peor, el premio del público en Donostia Zinemaldia-Festival de San Sebastián. Todo esto sin contar que Mo’nique, la actriz que da vida a la madre de Precious, se llevó tanto el Globo de Oro, como el (c)Oscar a la mejor actriz de reparto (y al mejor guión adaptado).

A nosotros nos llamó tremendamente la atención desde que vimos su cartel en las carteleras de los cines, pero pensamos: mejor esperamos un día que nos venga de gusto ver un drama, porque… esto tiene toda la pinta de ser un dramón. Total, que al final optamos por dejar pasar el tiempo, y verla en el DVD.

Finalmente, lo conseguimos el pasado sábado y sinceramente os decimos que nos equivocamos esperando tanto tiempo a tener un día para poder ver un drama en condiciones, pues, aunque “Precious” es un drama con todas las de la ley, el positivismo que derrocha en todo momento impide que uno se venga abajo al verla.

La historia empieza presentándonos a Precious, la auténtica protagonista de la historia. Claireece “Precious” Jones (a quien da vida una para nosotros desconocida Gabourey Sidibe), que así se llama, es una joven adolescente, obesa y casi analfabeta que vive con su madre en el barrio de Harlem. O quizá deberíamos decir, malvive con su madre en el marginal barrio de Harlem.

Gabourey Sibide da vida a Precious
Gabourey Sibide da vida a Precious

Sí, habéis leído bien, uno de los problemas de nuestra protagonista no es otro que los maltratos (tanto físicos como sobretodo psicológicos) que sufre día tras otro de parte de su madre (Mo’nique), una tirana que vive pegada al televisor mientras estafa a la gente de asuntos sociales.

Mo'nique da vida a la madre de Precious
Mo'nique da vida a la madre de Precious


Precious, contra la voluntad de su madre, cada mañana va a la escuela donde sueña que alguna vez será alguien importante, que será querida por todos, incluso por ese profesor de mates al que tanto desea… pero la realidad es otra, y bien diferente: vive apartada del resto, aguantando sus bromas e insultos mientras ella, en ningún momento abre la boca, hasta que un día, es llamada a dirección y se le comunica que, va a ser expulsada de la escuela debido a que está embarazada… de su segundo hijo.

Sí, nuestra protagonista es madre soltera, de una pequeña niña con Síndrome de Down llamada Mongo (por parte del equipo decir que es un nombre muy gráfico, aunque totalmente desafortunado, según nuestra opinión), la cual, por suerte para ella vive con su abuela.

De patas a la calle, a Precious solo le queda la cárcel de su casa. Por suerte, pronto le recomiendan una nueva escuela, un instituto para casos desesperados. Una vez más, y empujada por unas ganas voraces de superarse, se apunta a la escuela. Allí conoce a la señorita Rain (Paula Patton), quien además de enseñarle a leer y escribir, le enseñará a tener voz ante los problemas, y, además de aguantarlos estoicamente, a luchar contra ellos.

Los del equipo acabamos de ver la película con un profundo sentimiento de contradicción aunque sabíamos que “Precious” nos había gustado, y mucho, pero habíamos sufrido viéndola, habíamos sufrido en cada abuso, en cada agresión, en cada insulto a Precious, pero también habíamos  disfrutado aprendiendo del tremendo optimismo y capacidad de lucha que demuestra en cada momento nuestra protagonista.

Hemos leído ya unas cuantas críticas a “Precious” encontrándonos desde “Obra Maestra”, hasta “Historia manida de afro americanos con espíritu de superación” pasando por lacónicos “Dramón”. Los del equipo, estamos más por los primeros, por calificar “Precious” como una pequeña gran joya dentro de un cine que cada vez más se centra en secuelas y más secuelas, y cuando estas se acaban en precuelas sin el menor sentido.

Somos conscientes que se trata de una adaptación literaria (de la novela “Push” de Saphire), somos conscientes también de los problemas de financiación que tuvo en su momento “Precious” para salir a la luz... de hecho, hasta su triunfo en el Festival de Sundance, no logró el apoyo de Oprah Winfrey para su distribución, y además, somos conscientes de que a mucha gente le puede saber a poco esta película, o sentir ese deja-vu de “otra más de maltratos y superación”.

Pese a todo esto, y al sentimiento contradictorio al finalizar su visión, a los del equipo nos gustó, y la recomendamos, sobretodo a todos aquellos que en algún momento se han planteado arrojar la toalla contra los acontecimientos, pero que al final, luchan y salen con la suya. 

Nuestra valoración es: un 9, o sea, “totalmente recomendable”.






Título original: “Precious” – 2009 – USA
Dirigida por: Lee Daniels
Duración: 105 minutos
Género: Drama

5 comentarios:

  1. Jo, tengo que verla. Llevo aplazándolo desde hace tiempo. Buen post!

    ResponderEliminar
  2. La vi y me gustó, por su temática, por sus sugerencias, por su modo de abordar los problemas sociales. Sin duda trata temas de siempre, lo doloroso es que esa realidad parece inamovible para personajes como Precious, que luchan sin tregua por ser reconocidos y ganarse un espacio. Muy buen artículo.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante reseña.
    Sin dudas que el libro debe superar ampliamente a la película, pero me la apunto. Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Sí gran artículo, estoy interesado en ver lo que viene disponible. Gracias por compartir
    En amor y luz
    Cyn

    ResponderEliminar