miércoles, 27 de julio de 2011

Bad Teacher


Bad Teacher - Cartel
¡Parece sorprendente! Parece que la industria cinematográfica se ha contagiado del frío verano que estamos teniendo este año, ya que, si bien hasta este año nuestras carteleras estaban plagadas de películas de dibujos animados y de comedias frescas que perduraban hasta finales de agosto, este año no tenemos más que secuelas y alguna que otra comedia que, sinceramente, no creemos que pasen a los anales del cine... o sea, frío frío.

Bueno, la cuestión es que, un par de semanas antes de su estreno, una parte del equipo al pasar cerca de una cartelera se descolgaba repitiendo “Bad Teacher”, “Bad Teacher” como llamando con ansias a una comedia. Pese a la insistencia, los del equipo tuvimos que priorizar, y el azar marcó que, primero veríamos la que por suerte es la última parte de la saga “Harry Potter”.

La cuestión es que, a la primera oportunidad nos plantamos en la taquilla y nos cogimos un par de entradas para disfrutar de “Bad Teacher”. Cual fue nuestra sorpresa cuando nos encontramos con una sala casi llena. Pensamos: “¡Que montón de gente para ver una comedia!”. Pronto la sorpresa inicial se turnó un poco en mal presagio, pues quizá tres cuartas partes de la sala estaban repletos de hormonas en ebullición. Sí, quinceañer@s armados con palomitas y móviles habían tomado la sala. Pero, ¿por qué?

Podía ser por la temática, por Cameron Díaz o simplemente por ganas de tener una hora y media de lenguaje soez y de bromas sexuales. Hubiese podido ser por cualquiera de estas razones, o incluso por una mezcla de las tres, pero, evidentemente habéis adivinado... la mayoría de ellos iban por la última...

Cameron Díaz da vida a Elizabeth, una profesora que parece no saber lo que es la moral y que destaca, entre otras cosas, por su afición al alcohol y las drogas, además de por el pasotismo que demuestra en su trabajo. Así, su único interés es casarse con su millonario novio con el propósito de utilizarle para vivir el resto de su vida sin trabajar. Con lo que ella no cuenta es con que éste, alentado por su madre, decide separarse de ella al entender que no es una buena influencia, teniendo que continuar trabajando como profesora cierto tiempo más, siendo esto algo que ella no está dispuesta a aceptar… por lo que desarrolla un plan para intentar cazar a su compañero Scott Delacorte (Justin Timberlake), el cual pertenece a una familia de empresarios y con quien podría lograr su objetivo. A partir de aquí comienzan a desarrollarse todo tipo de situaciones de lo más variopintas, pero que tienen como nexo en común que buscan lograr el éxito de cara al cumplimiento de los objetivos de nuestra querida “Bad teacher”.

No vamos a negaros que esta película nos ha generado algún que otro debate, ya que las ganas de uno de los miembros del equipo por verla chocaban de frente con la apatía que le generaba a la otra parte. Lo curioso del caso es que esta sensación se mantuvo incluso en el momento en el cual la película acabó, ya que, a pesar de coincidir en bastantes cosas, la lectura que realizábamos de las mismas difería. En cualquier caso, sí que ha habido más de un punto en el que hemos estado totalmente de acuerdo, siendo el principal el escaso provecho que el director y los guionistas han sacado de una gran idea como era la de esta película, ya que pocos personajes existen tan endiabladamente interesados, malhablados, incorrectos, inmorales… como Elizabeth. Y es que el guión es muy pobre, no aporta nada nuevo y no hay apenas momentos en los cuales pueda llegar a sorprenderte. De igual manera, la escasa química existente entre los actores y las irregulares interpretaciones que estos realizan (salvo Cameron Díaz, quien realmente ha hecho un trabajo genial en esta cinta al sacar a pasear su lado más ordinario) contribuye a estropear aún más la película. Realmente es una pena, ya que hubiese sido posible lograr una película infinitamente mejor realizada realizando un poquito más de esfuerzo.

Como no todo es negativo, debemos destacar los momentos más cómicos de “Bad Teacher”, los cuales, aún y cuando los ves venir en alguna que otra ocasión, hacen que sueltes alguna que otra sonrisa. Dentro de estos momentos están los protagonizados por Amy Ardilla, profesora compañera de Elizabeth de lo más peculiar, aunque esta última provoca, con su maldad y su interés, más de un momento realmente caótico y memorable. De igual manera, el uso del lenguaje más soez que os podáis tirar a la cara es, en este caso, acertado, como también lo son las constantes referencias que la película realiza a las adicciones, ya que, además de hacerte reír en algún que otro momento, contribuyen a recordar a los jóvenes (como hemos comentado ya, el núcleo de espectadores más importante con el que cuenta esta película) las consecuencias negativas que éstas provocan.

Cameron Díaz es Bad Teacher
Elizabeth y Amy Ardilla, dos mujeres de armas tomar

Aún y todo, los miembros del equipo estamos de acuerdo en no recomendaros visitar las salas de cine para ver esta película, ya que consideramos que los múltiples defectos que tiene no llegan, en este caso, a compensar las virtudes con las que cuenta, por lo que os recomendamos esperar a visionarla en DVD. Aún y todo, y si estáis empeñados en acudir al cine para verla (como fue el caso de uno de los dos que escribimos) nuestro consejo es que escojáis un día en el que estéis de buen humor, ya que, de lo contrario, tal vez salgáis de la sala algo contrariados.

Con todo, la nota final de la película es de 5 puntos sobre 10, aunque sin unanimidad en este caso al ser la nota de una parte un 4 mientras que, por el otro lado, fue de un 6 por los momentos cómicos que la cinta nos proporcionó. 




Título original: "Bad Teacher" - USA - 2011
Dirigida por: Jake Kasdan
Duración:  92 minutos
Género: Comedia

martes, 19 de julio de 2011

Harry Potter y las reliquias de la muerte. Parte 2

Harry Potter 2 y las reliquias de la muerte - Cartel
Han pasado casi ocho meses entre el estreno de la primera parte de “Harry Potter y las reliquias de la muerte” y su segunda parte. Ocho meses que, para los seguidores acérrimos de la saga creada por Joanne K. Rowling habrán sido toda una eternidad, mientras que para sus detractores… bueno, esos seguramente ni se habrán dado cuenta, pues estarán demasiado ensimismados en criticar como para darse cuenta de que el tiempo pasa. Por tanto, nos centraremos para esta crítica en los espectadores neutrales, entre los que evidentemente nos encontramos los miembros de este equipo.

No os vamos a engañar, nos encanta que de una vez por todas se haya acabado ya la saga cinematográfica de “Harry Potter”, iniciada el 2001 con esa fresca y divertida “Harry Potter y la piedra filosofal” con un Daniel Radcliffe (Potter) preadolescente descubriendo el mundo mágico de Hogwarts, y acabada 10 años después con un Radcliffe adulto enfrentándose a muerte a su enemigo Lord Voldemort (Ralph Fiennes) en un destruido castillo de Hogwarts.


La historia empieza en el mismo punto donde lo dejó “Harry Potter y las reliquias de la muerte. Parte 1”, es decir, con nuestro trío de protagonistas (Ron, Hermione, y Potter) buscando “horrocruxes” para destruir los cachos de alma de Voldemort que él mismo escondió para poder usarlos cuando fuera necesario, lo cual si nadie lo impide, será pronto.

La búsqueda de los “horrocruxes”, lleva a nuestros amigos a Gringotts, donde deben entrar en la cámara de seguridad de Bellatrix Lestrange (Helena Bonham-Carter). Consiguen hacerlo ayudados por un ex empleado traidor que accede a cambio de la legendaria espada de Griffindor.

Los cambios físicos de Harry Potter son importantes
Los cambios físicos de Harry Potter son importantes
De allí, después de una espectacular huida y gracias a la oclumancia, nuestro trío descubre que el penúltimo “horrocrux” está en Hogwarts… Eso sí, este lugar es hoy muy diferente al que ellos conocieron. Ahora en el castillo no reinan la concordia, la magia y los estudios, sino que se ha transformado en un lugar plagado de mortífagos bajo las órdenes de Severus Snape. Allí, deberán encontrar el “horrocrux” y destruirlo antes que los servidores de Voldemort se interpongan en su camino.

No todo es tan sencillo como parece para nuestros amigos, pues con la misma facilidad que Harry puede ver los movimientos de Voldemort, éste puede ver los suyos. Además, Potter deberá luchar contra sus propios fantasmas al descubrir poco a poco varias sorpresas relacionadas con su admirado Albus Dumbledore.

Poco a poco se va acercando el momento cumbre, el más esperado en estos 10 años de saga, el enfrentamiento final entre el bien y el mal, entre los caballeros de la muerte y Hogwarts, entre... Voldemort y Harry Potter, enfrentados en primera instancia en el bosque de Hogwarts. ¿Qué quién ganará? Pues ya sabéis que no es costumbre nuestra explicar la película del todo, así que si queréis obtener la respuesta a esta pregunta, deberéis ir al cine (o tirar de biblioteca. ¿No es esta una saga basada en la literatura? Pues eso). Pero si lo que queréis es conocer nuestra valoración personal, debéis saber que la encontraréis ya mismo, en las siguientes líneas...

No os vamos a negar que a grandes rasgos la película es fiel al libro, tiene muchísima acción y es oscura como vienen vendiéndonos desde, como mínimo, la cuarta parte de la saga, y quizá también es una de las mejor aprovechadas. Pero para nosotros los puntos negativos superan y con creces los positivos (que también los tiene... porqué negarlos...), y como muestra os daremos unas píldoras:

• En la película se pasa muy de puntillas por algunas partes importantes del libro, (aunque, en algún caso éstas han sido suprimidas) y que a la postre dan una visión más humana de los personajes, dando a entender el porqué han actuado como han actuado a lo largo de la saga. Ejemplos de esto los encontraremos en la relación de Dumbledore con su hermana y su hermano o en la conversación del propio Dumbledore con Potter en ese limbo durante su enfrentamiento con Voldemort.

• La espectacularidad de las luchas hacen perder el lado más humano de la historia, destacando, entre otros, el enamoramiento de Ron y Hermione (resumido con un beso), otro beso para Ginny y Harry, la muerte de Tonks y Remus Lupin que es resumida con una imagen de ambos en el suelo con sus manos casi tocándose… En cambio, en el libro, la escena de lucha es clara.

• Demasiado regusto a Hollywood, y no por espectacularidad, sino por algunas acciones de chulería que en el libro no aparecen ni por asomo. Por ejemplo, el enfrentamiento verbal entre Longbottom y Voldemort, encarándose a él mientras intenta demostrar quién manda, está totalmente de más.


No queremos ser extremadamente duros, aunque la verdad el desarrollo de la saga “Harry Potter” se lo merecería, pues de ser una historia original, fresca y sorprendente, con el paso de los años se ha pervertido por el principal malo de nuestra sociedad actual, Don Dinero, pues en el momento que la Sra. J.K. Rowling dejó de escribir el maravilloso mundo mágico de Hogwarts para preparar tramas y pseudo-guiones para las películas, la historia decayó al mismo ritmo que sus cuentas corrientes se llenaban.

A “Harry Potter y las reliquias de la muerte. Parte 2”, le reconocemos el mérito de constituir un digno desenlace a una saga llena de altibajos, con unas escenas de acción técnicamente bien conseguidas, pero carente de conexión con su parte predecesora “Harry Potter y las reliquias de la muerte. Parte 1”. Comercialmente suponemos que era la mejor, manteniendo las ganas de ver el desenlace durante 8 meses, pero de cara al espectador no fan de la saga, y gracias al montaje de ambas películas (donde se ha cambiado el orden de algunas tramas, y se han obviado otras), lo que han conseguido es que durante los 130 minutos de metraje, se pierdan irremisiblemente. Por eso, y porqué ya nos ha parecido demasiado cansina y comercial, los del equipo le ponemos un nada despreciable 5,5 sobre 10.

Sólo recomendable para incondicionales de la saga y para quienes les guste la acción a golpe de varita mágica.





Título original: “Harry Potter and the Deathly Hallows: Part II” – Reino Unido – 2011
Dirigida por: David Yates
Duración: 130 minutos
Género: Fantástico

miércoles, 13 de julio de 2011

Cars 2

Cars 2 - Cartel
Hacía un montón que no hacíamos eso tan bonito de buscar entradas para ir al cine el día del estreno de una película, pero esta vez, los del equipo teníamos una buena excusa, el regalo de cumpleaños de uno de los miembros esporádicos del equipo. Así que, ni cortos ni perezosos, el 6 de julio a la sesión de las 22:00, estábamos preparados para entrar en la sala.

Antes de llegar el cine, temíamos no encontrar hueco para tres, ya que las entradas extrañamente eran para “sesión no numerada”. Nuestras dudas se evaporaron al cruzar el umbral de la puerta, ya que no había colas. De hecho, no había gente ni en el cine, ni en la sala. El único problema que tuvimos fue escoger las butacas, pues estábamos solos... Ni niños, ni padres, ni palomitas… Sinceramente un mal presagio para una película de Pixar.

¡Ah! ¿Que no os lo habíamos dicho? ¡Qué cabeza la nuestra! La película sobre la que os vamos a hablar hoy no es otra que el último trabajo de Pixar, “Cars 2”.

No esperábamos mucho de la película, pues ya su primera parte nos pareció una película técnicamente aceptable pero tremendamente sosa y excesivamente infantil, pero como mínimo nos apetecía reencontrarnos con “Radiador Springs”, Tom Mate, Sally, Luigi y Guido, pero ya para empezar nos encontramos con una sorpresa...

La película empieza con la aparición de un nuevo personaje, Finn McMissile un espía británico al más puro estilo ‘007’ intentando descubrir los planes de un extraño grupo de productores de petróleo que han inventado una potente arma camuflada en una cámara de televisión. Explosiones, saltos y persecuciones imposibles marcan los primeros minutos de la película.

Mientras todo esto ocurre, McQueen, nuestro protagonista, llega a “Radiador Springs” después de ganar su cuarta “Copa Pistón” para reunirse con sus amigos, y su novia. Poco le dura la tranquilidad y el romanticismo a McQueen, pues en un abrir y cerrar de ojos (o quizá deberíamos decir de faros), se ve tomando parte en una nueva carrera de campeones, el “Gran Premio Mundial”, patrocinado por un nuevo biocombustible (“Allinol”).

Se disputaran tres carreras, la primera en Tokio (Japón), la segunda en Italia y la última en Inglaterra, y el ganador se llevará el título de mejor coche de carreras del mundo.

A partir de esta premisa, la historia de “Cars 2” se lía de tal forma que uno no sabe si está viendo una película de espías para niños protagonizada por coches, o un remake moderno de la ya histórica “Esos autos locos” en medio de una historia de espionaje con trasfondo ecológico.

No os diremos que se trate de una película basura (aunque uno de los miembros del equipo sí que la sitúa cerca de este límite), pero sí que es la más floja que ha hecho Pixar desde sus inicios. Seguramente funcionará a base de potentes campañas de merchandising (pronto tendremos McMenus de Cars 2, videojuegos con McQueen y McMissile de protagonistas, miniaturas de Tom Mate y centenares de productos más), de publicidad sobre su fantástico 3D, de los cameos que múltiples pilotos famosos han hecho (Fernando Alonso, Lewis Hamilton, Petrov, Sebastian Vettel, etc.).

Los del equipo no vamos a negar que comercialmente va a funcionar, y que técnicamente, tiene un 3D bueno (que no espectacular), pero ojo, esto último solo en las escenas de paisajes (Tokio es espectacular, y el circuito de Italia, también), porque en el resto de escenas, se podía ver tranquilamente sin gafas (de hecho, lo hicimos, a ratos).

Cars 2 - Unos paisajes espectaculares
Unos paisajes espectaculares para Rayo McQueen

Salimos convencidos solo de una cosa: hemos perdido el dinero de la entrada por una cosa tan insustancial e inclasificable (parece raro que Pixar haya hecho algo como esto, aunque claro todos conocemos esa frase de “poderoso caballero don dinero”) como la que os acabamos de contar, así que, no nos queda más opción que puntuarla con un 3.5 sobre 10, y un claro aviso: o mejora mucho, o no veremos bajo ningún concepto el final de la trilogía (habéis leído bien, habrá “Cars 3”).





Título original: “Cars 2” – 2011 – USA
Dirigida por: John Lasseter y Brad Lewiss
Duración: 113 minutos
Género: Animación digital
domingo, 3 de julio de 2011

Manuale d’amore 2. Corregido y aumentado

Manuale d'amore 2 - Cartel
Cuando hace unos meses los del equipo descubrimos “Manuale d’amore” quedamos prendados de su frescura y originalidad de su montaje, por eso decidimos hacerle un pequeño seguimiento, descubriendo que “Manuale d’amore” no es solo una película, sino que hasta fecha de hoy se han estrenado 3 películas. Así que, ni cortos ni perezosos,  nos pusimos manos a la obra para conseguir “Manuale d’amore 2. Corregido y aumentado”.

No fue fácil, pues al revés que la primera, esta segunda parte tuvo una repercusión internacional mucho menor, pese a todo, hace poco conseguimos verla y hoy os dejamos en este rincón nuestra crítica.

Cuando uno empieza a ver esta película pronto se da cuenta de varias cosas, entre ellas que estamos ante una segunda parte de una exitosa primera, y no solo por el hecho de llevar un 2 en el título, sino porque mantiene totalmente la estructura argumental de la primera, separando todo el argumento en 4 partes claramente identificadas por sendas cortinillas que indican al espectador del título de la nueva parte.
En “Manuale d’amore 2”, y siguiendo el hilo conductor de un programa de radio sobre el amor, se nos presentan las cuatro historias siguientes:

  1. “Eros”:  protagonizada por Nicola (Riccardo Scamarcio) un joven que queda parapléjico tras un accidente de coche y durante su proceso de recuperación en el hospital se enamora perdidamente de Lucia (Monica Bellucci) su fisioterapeuta.
  2. “La maternidad”: en esta ocasión, la trama gira en torno a los problemas que tiene una joven pareja para tener un hijo, desde el descubrimiento del problema hasta la inseminación que se realizan en Barcelona.
  3. “El matrimonio”: esta hubiese podido ser la historia más arriesgada, aunque se nota, y a distancia, el retraso que vive Italia en cuanto al tema del matrimonio gay (la homofóbia de los padres, de la sociedad, etc.), pasando muy por encima los aspectos claves de la relación de Bosco (Sergio Rubini) y Filippo (Antonio Albanese), los cuales tienen que huir a Barcelona para casarse.
  4. “Amor extremo”: en esta aventura, nos podemos reencontrar con Carlo Verdone (Manuale d’amore) encarnando a Ernesto, un cincuentón cansado de un matrimonio aburrido que sucumbe a los encantos y pasión de Cecilia (Elsa Pataky), poniendo en peligro tanto la relación con su mujer como su propia salud.

Cuatro historias agridulces sobre el mundo del amor, sus alegrías y sus problemas contados en un ambiente 100% mediterráneo y un sabor eminentemente italiano, algo así como ya se hiciera en su predecesora “Manuale d’amore” aunque bajo nuestro modesto punto de vista perdiendo cierto nivel de frescura y originalidad.

En la primera parte brillaba el humor en las historias enlazándolas graciosamente unas con otras. En esta segunda, el enlace se ha perdido casi en la totalidad, mientras que se incrementa más la dosis de trama en las historias, convirtiéndose estas en pequeñas tragicomedias.

También nos gustaría remarcar que continúa encantándonos la BSO de la película (y por extensión de la saga) y la ambientación de la misma, aunque en esta ocasión si abusa quizá de la presencia testimonial de Barcelona, lo cual sinceramente creemos que no aporta nada ni al desarrollo ni al desenlace de la película.

Os asumimos que esperábamos más de “Manuale d’amore 2. Corregido y aumentado”. Esperábamos que mantuviera el nivel de la primera pero, sin llegar a decir que es mala, si asumimos que no le llega al nivel, aunque nos gustó y la disfrutamos a gusto, así pues, le ponemos un nada despreciable 7.



Otras partes de la saga:




Título original: “Manuale d’amore 2 (Capitoli successivi)” – ITA – 2007
Dirigida por: Giovanni Veronesi
Duración: 110 minutos
Género: Comedia romántica