viernes, 23 de noviembre de 2012

Celda 211


Cartel de Celda 211
Hay ocasiones en las que el refrán “nunca es tarde si la dicha es buena” puede considerarse de total aplicación. Para los del equipo, el caso que nos ocupa es uno de ellos, pues llevábamos ya bastantes meses con la película en la recámara, esperando a encontrar “su momento”.

Aceptamos que se trata de una película que se debería haber visto en 2009, en el cine, pero la crudeza de las imágenes que salían en los reportajes sobre la película, junto con las constantes alabanzas al trabajo de Luis Tosar, hicieron que retuviéramos la película en la nevera hasta la pasada semana. Os estamos hablando de “Celda 211”.

Poco sabíamos de la película, salvo que su protagonista hacía un papelón, que había escenas durísimas y que no se trataba de una “película basada en hechos reales”, sino en una adaptación de la novela homónima de Pérez Gandul.

Concienciados de lo que podíamos ver, nos sentamos en el sofá y le dimos al ‘play’... el primer impacto nos llegó a los pocos minutos con el suicidio en primer plano de uno de los presos de la prisión... pero bueno, vayamos al argumento.

La acción se sitúa en la cárcel de Zamora, concretamente el día previo al primer día de trabajo de Juan (Alberto Ammann) en la prisión. Juan ha ido al penal para conocer lo que allí se cuece. Durante su visita por las galerías del centro sufre un accidente y es trasladado a la celda 211, donde sus compañeros tienen que abandonarle al estallar un motín.

Como es evidente, el resto de presos lo encuentran rápidamente, por lo que a nuestro protagonista no le queda más remedio que convencer a los reclusos de que él es uno más y, para hacerlo, se somete a una prueba ante Malamadre (Luis Tosar) el líder de los reclusos. Su determinación y su arrojo le sirven para superar la prueba, saliendo de la misma con el mote de “El calzones”.

A partir de este punto, la vida de Juan sufre un cambio radical, ya que con el paso de las primeras horas se convierte prácticamente en la mano derecha de Malamadre, con la consiguiente desconfianza del resto de presos (Almansa, Releches, Apache, etc.) y debe tomar parte en la gestión del motín, negociando el fin del mismo con las autoridades (Utrilla, Armando, etc.).

Celda 211 Malamadre y Calzones
Malamadre y Calzones es una escena de "Celda 211"

El filo del abismo es delgadísimo, y la tensión y el riesgo se respiran en cada una de las escenas, complicándose aún más cuando los disturbios llegan a la calle y los grupos especiales están a punto de entrar en la cárcel...

Y, hasta aquí, lo que os podemos contar del argumento de “Celda 211”, ya que si continuamos, el menor detalle podría dar al traste el desenlace de la película, y eso, ya sabéis, no es lo que pretendemos.

La verdad es que esta película nos sorprendió mucho, tanto por su extrema violencia al desarrollar la trama, como por la profundidad de la misma, ya que consigue hacer vivir al espectador en esa línea roja que separa la verdad de la mentira, la bondad de la maldad, y, porqué no, la vida y la muerte. Sin lugar a dudas, genial por la ambientación y por el retrato de los protagonistas, con los que uno se implica hasta la médula.

Por otro lado, nos gustaría remarcar el genial trabajo de sus actores, especialmente el de Luís Tosar que da vida a Malamadre, el líder de los reclusos. Tosar consigue que su personaje sea duro, odioso y, a la vez, se haga querer por el público, por nuestra parte, una interpretación de matrícula. Tampoco lo hace mal Alberto Ammann, pero su Calzones (o Juan) no llega al nivel de Malamadre, como tampoco llega Utrilla, el personaje a quien da vida Antonio Resines, que como odioso se merecería un excelente, pero no llegas a implicarte tanto con él.

Como muchos sabréis, “Celda 211” fue la auténtica revelación cinematográfica del 2009 luchando con verdadero éxito en la cartelera contra películas como “Ágora” o la famosísima “Avatar”. Al final de su paso por los cines, recaudó la nada despreciable cifra de 12 millones de euros, y 8 Premios Goya.

Por nuestra parte, le ponemos un 7.5 sobre 10.





Título original: “Celda 211” – España – 2009                                           
Dirigida por: Daniel Monzón
Duración: 110 minutos
Género: Drama, Carcelaria




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada