martes, 27 de marzo de 2012

Indomable


Indomable - Cartel
Los que nos seguís, ya sabéis que los del equipo no somos mucho de películas de acción, pero cuando estuvimos viendo “Shame”, el trailer de “Indomable” nos gustó. Tenía acción, un personaje principal duro y parecía que también contaba con un argumento con pies y cabeza, así que, buscamos una coincidencia entre un hueco en nuestra agenda y un pase en la cartelera de “Indomable”.

La historia empieza con nuestra protagonista, Mallory Kane (Gina Carano), llegando a uno de los típicos restaurantes de carretera perdido entre las colinas de Estados Unidos. La chica está en tensión, parece preocupada, y no tardaremos en saber porqué. La persiguen, y quieren matarla.

Mallory es una agente secreta que es contratada como Freelance por varios gobiernos cuando estos no pueden, o no quieren, llevar a cabo determinadas operaciones especiales. A nuestra protagonista, todos los problemas le vienen precisamente de una de sus últimas misiones, y esto será lo que a modo de flashback nos contará “Indomable”.

Todo parece empezar con una acción en Barcelona, donde ella y un grupo de mercenarios debe rescatar a un secuestrado. Cuatro puñetazos, dos patadas y tres secuencias por las calles de la ciudad condal dan por finiquitada la misión. Poco después, recibe un nuevo encargo de Coblenz (Michael Douglas) por el cual debe desplazarse a Dublin.

Allí deberá desenvolver su misión con Paul (Michael Fassbender), pero nuestra protagonista es traicionada por su propia gente y tiene que iniciar su particular huida hacia los Estados Unidos.

Una vez allí, Mallory continúa su huida, la cual se sitúa a medio camino entre la venganza y la necesidad de llegar a casa de su padre John Kane (Billy Paxton).

Ya veis, un argumento de lo más trillado en el cine, salvable únicamente si “Indomable” hubiese sido una película con muchísima acción, con una fotografía genial, o incluso por grandes interpretaciones de sus protagonistas, pero desgraciadamente para nosotros, los espectadores, nada de esto sucede en los 93 minutos de metraje.

La verdad es que nos sentimos defraudados. Fuimos al cine esperando encontrar un rato de diversión sin demasiadas pretensiones, una película de acción con buenas coreografías de lucha y nos encontramos con un envejecido y frío Michael Douglas, un descolocado Antonio Banderas haciendo, como no, un papel de hispano, un Michael Fassbender que, pese a cumplir, está a años luz de los papeles que nos tiene acostumbrados últimamente, y una actriz protagonista que, si pretendía ser la versión femenina de Jason Bourne, se quedó en eso, en la pretensión.

Tampoco el ritmo que le imprime Soderbergh (el director de “Indomable”) merece una mención positiva, pues ya desde los primeros minutos andábamos más pendientes del reloj que de la acción inconexa de la película. Por todo esto, le ponemos un frío 3,5 sobre 10.





Título original: “Haywire” – 2011 – USA
Duración: 93 minutos
Dirigida por: Steven Soderbergh
Género: Acción, Thriller
miércoles, 21 de marzo de 2012

Shame


Shame Cartel
La llegada de “Shame” a las pantallas de nuestros cines vino rodeada de cierta controversia. Por un lado, era el primer drama de alto contenido sexual que llega a las salas comerciales en mucho tiempo, y por otro lado, el hecho de tratarse de una película europea (Reino Unido) y de estar catalogada como +18, la ha relegado a salas de pequeño formato o de cine alternativo.

Para los del equipo, chorradas. Decidimos verla después de comprobar que tanto la crítica profesional como la amateur (la que realmente nos interesa) la alababan, y claro, por qué negarlo, movidos también por el morbo de ver como tratarían en la gran pantalla su gran tabú: los desnudos, sin caer en la pornografía.

Bien, la historia empieza presentándonos a Brandon (Michael Fassbender) y a su rutina diaria en su moderno apartamento de diseño en pleno New York. Para nuestro protagonista, cada día es igual, se levanta de la cama, se pasea por su piso, y se mete en la ducha, donde a parte de la misma, dedica un rato a su pasatiempo favorito, la masturbación.

La vida de Brandon es monótona, con un único objetivo: el porno. Realmente es un profesional de éxito en una oficina donde invierte muchas horas en navegar por internet y descargarse montones de pornografía de cualquier tipo, sin prestar ni la más mínima atención a su desestructurada vida. De vuelta a casa, continúa la rutina, o llama a una prostituta o continua consumiendo pornografía por internet.

Todo cambia con la aparición de Sissy (Carey Mulligan), la alocada hermana de Brandon. Sissy aparece en el piso de Brandon con la intención de quedarse pocos días, pero con ella, el fino hilo de monotonía que une la vida de nuestro protagonista se rompe en miles de cachitos, perdiendo totalmente el control de su vida.

Con la pérdida de intimidad en su propia casa, Brandon entra en una espiral de autodestrucción y descontrol de su propia vida, viviendo a caballo entre sus necesidades de sexo, sus traumas personales, los de su hermana y los intentos de protección hacia esta.

Shame y su protagonista

Como ya sabéis, en cada una de nuestras críticas, una vez detallados los prolegómenos del argumento, llega el momento de desnudarnos en la valoración de la película, algo sinceramente complejo para una cinta como “Shame”.

Lo primero que nos gustaría destacar, es el exquisito trato de los desnudos, tanto femenino, como sobretodo el masculino (el auténtico tabú del cine), como sobre todo, el tratamiento del desarrollo argumental de la historia: desde los ligues esporádicos en el metro hasta la contratación de prostitutas en los momentos de máximo esplendor de Brandon, hasta su incapacidad de tener sexo con compromisos cuando su vida se empieza a derribar, hasta llegar a su noche en los barrios marginales de Nueva York, cuando ya está tocando fondo. Sinceramente, espectacular.

En cuanto a la interpretación de Fassbender, simplemente nos rendimos a sus pies. Ni en las complicadas escenas de desnudo frontal, ni en los momentos de derribo personal de su personaje se viene abajo, al revés, no solo está convincente sino que agranda el personaje.

Si alguien busca una película porno en un cine convencional se equivocará de película, pues esta es un drama en todas sus letras, un drama duro y muy bien conseguido, eso sí.

Para los del equipo, es una gran película, y por ello le ponemos un 8 sobre 10 y nuestro aplauso tanto a Fassbender como a McQueen por sus respectivos trabajos.





Título original: “Shame” – Reino Unido – 2011
Dirigida por: Steve McQueen
Duración: 99 minutos
Género: Drama
miércoles, 14 de marzo de 2012

La invención de Hugo


La invención de Hugo Cartel
Dos meses sin pisar una sala de cine es mucho tiempo para casi todo el mundo, pero si encima el cine es una afición, tal y como nos sucede a los miembros de este equipo, la cosa roza casi la vergüenza ajena.

Lo sabemos, pero a veces la vida y la propia cartelera conspiran contra uno, y esto es lo que nos ha sucedido, pues desde “El gato con botas”, no habíamos podido juntar una película atrayente y con un buen horario para nosotros, hasta el pasado fin de semana.

La invención de Hugo” y sus críticas positivas fueron los responsables de nuestra vuelta a las salas de cine, y la verdad, de lo único que nos arrepentimos es de haber tardado tanto.

El protagonista de la historia es un pequeño huérfano, Hugo Cabret (Assa Butterflied). Hugo malvive entre las paredes de la parisina estación de Montparnasse, y se dedica, sin que nadie se percate de ello, al mantenimiento de los relojes de la estación. Ha aprendido el oficio de su difunto padre, convirtiéndolo en su auténtica obsesión.

Entre los pocos recuerdos de su padre, está un viejo y destartalado autómata que estaba intentando reparar cuando murió. Hugo ha continuado con esta tarea, buscando entre los mecanismos de los relojes de la estación los recambios necesarios para repararlo. Cuando se queda sin piezas, acostumbra a recurrir a la tienda de juguetes de Papa Georges (Ben Kingsley), de donde, sin que éste se de cuenta, sustrae alguna que otra pieza.

Hasta que un día todo cambia, pues Papa Georges descubre a Hugo, y le amenaza de entregarlo al temible inspector de la estación (Sacha Baron Cohen) si no le explica para qué son las piezas que le está robando. De entrada, Hugo no quiere desvelar su secreto pero Papa Georges lo descubre cuando le requisa a Hugo una pequeña libreta con los planos del autómata.

En este punto, la película da un tumbo radical, entrando en la verdadera historia de Papa Georges. De la mano de Isabelle (Chloë Grace Moretz) inician una apasionante aventura que les llevará a descubrir la verdadera identidad de Papa Georges, Georges Méliès, uno de los padres del cine actual, y auténtico propulsor de los efectos especiales del cine.

Pero bueno, como ya os hemos contado mucho de esta pequeña maravilla del cine actual, dejaremos aquí nuestro particular desglose argumental. Eso sí, continuaremos con algo particular también, nuestras valoraciones.

Lo primero que nos gustaría remarcar es el gran despliegue de imaginación y magia que desprende “La invención de Hugo”, algo sorprendente para nosotros, y más teniendo en cuenta que se trata de una cinta de Martin Scorsese. La película no solo nos gustó, sino que nos emocionó, nos divirtió y encima conocimos el fascinante trabajo de Georges Méliès, y todo rodeado de un buen hacer sin precedentes los últimos tiempos en el cine actual.

En cuanto a sus actores, nos gustaría destacar el trabajo de 4 de ellos, los dos pequeños, Assa Butterflied y Chloë Grace Moretz, bordan sus papeles brindándoles además de frescura, naturalidad y buen hacer, seguramente sus próximos trabajos darán mucho que hablar. Y también dos de los mayores, Sacha Baron Cohen que da vida al odioso y a la vez atormentado y acomplejado inspector, y el grandioso Ben Kingsley que es capaz de trasmitir todos los sentimientos y emociones de Georges Méliès, como si de él mismo se tratara. 

Hugo en La invención de Hugo

Mención a parte merece el apartado técnico, donde el 3D predomina en las escenas que merece la pena, y pasa desapercibido en el resto, sin buscar el efectismo, pero convirtiéndolo sin lugar a dudas en el mejor 3D desde ‘Avatar’.

Para finalizar, y no extendernos más, pasaremos a las valoraciones, coincidimos los miembros del equipo en puntuar esta película con un 9. Sin duda, os recomendamos encarecidamente que visitéis las salas de cine para ver esta pequeña maravilla del cine moderno.



Título original:  "Hugo (Hugo Cabret)" -  USA - 2011
Dirigida por: Martin Scorsese
Duración: 127 minutos
Género: Aventuras, Biográfica, Fantástico