sábado, 18 de mayo de 2013

El Gran Gatsby


El Gran Gatsby - Cartel
Esta semana los del equipo lo teníamos claro, iríamos a cine después de muchas semanas sin dar con la motivación necesaria. Si fallaba nuestra primera opción iríamos a la segunda pero ni volveríamos a quedarnos en casa, ni retrocederíamos al ver el cartel de “completo” en el cine.

Además, esta semana se estrenaba para nosotros una cinta esperada desde el momento en que su tráiler nos dejó boquiabiertos. Unas imágenes espectaculares, unas secuencias trepidantes y, encima, un protagonista que desde hace unos años sus trabajos son un dispendio de fuerza y buen hacer. Lo tuvimos claro simultáneamente, los del equipo nos miramos y nos dijimos: “esta sí”.

Y así lo hicimos, fieles a nuestras palabras. El viernes del estreno, a la hora convenida, los del equipo estábamos en nuestras butacas, dispuestos a disfrutar de “El gran Gatsby”.

La historia empieza a finales de la ya lejana década de los 20 del pasado siglo, concretamente en el sanatorio donde Nick Carraway (Tobey Maguire), un escritor frustrado y agente de bolsa en horas bajas, se encuentra internado para curar sus adicciones. Durante la terapia con su médico, Nick saca a relucir su fascinación por un gran y misterioso hombre: Gatsby. Intrigado por la historia y la complejidad de la misma, el médico le recomienda que haga uso de su faceta de escritor, y escriba su historia con Gatsby. Y así lo hace, contándonosla mientras la escribe.

La historia de Nick se centra a comienzos de los “locos años 20”, cuando decide instalarse en una pequeña casita en Long Island. En la ciudad todo el mundo habla de Gatsby y de su mansión, todo el mundo tiene que contar sobre este hombre y sobre su fortuna pero nadie ha tenido el honor de conocerlo en persona.

Una noche, desde el porche de su casa, Nick descubre la figura de un misterioso hombre en el embarcadero de su vecino. El hombre, pensativo, no aparta la mirada de la casa del otro lado del río.

A los pocos días, Nick recibe una invitación personalizada para una gran fiesta en la casa de Gatsby. Una macro fiesta donde va gran parte de la ciudad y donde el único que tiene invitación formal es Nick.


Leonardo DiCaprio es Jay Gatsby
Leonardo DiCaprio es Jay Gatsby


Desde esa noche, y poco a poco, Nick se convertirá en el escudero de Jay Gatsby (Leonardo DiCaprio), primero en sus incursiones por los bares secretos de Nueva York, y después ya con más confianza, en la búsqueda de Daisy (Carey Mulligan), su primer y único amor.

La opulencia, las joyas, las macro fiestas, los vestidos de grandes marcas y los coches de alta cilindrada marcarán el desenlace de una historia claramente ascendente y vibrante, que desde esta página, ya os podéis imaginar, no os vamos a desvelar.

Cuando los del equipo salimos de la sala, estábamos realmente contrariados, pues aunque la película había empezado con un ritmo lento y cansino, al final, tras más de 140 minutos de metraje, ¡se nos había hecho corta!

Seguramente, el acertado montaje de las idas y venidas de nuestros protagonistas en sus flamantes coches, las fiestas, el colorido y la historia narrada con ritmo ascendente, sin decaer un solo momento hacen lo suyo en  “El gran Gatsby”, pero también el gran trabajo de sus actores principales, o, mejor dicho, del actor principal Leonardo DiCaprio, y del secundario de lujo, Tobey Maguire. Ambos, a nuestro parecer, están soberbios y bordan sus papeles. Inicialmente nos gustó más Maguire, pero debemos reconocer que sin DiCaprio y su forma de llenar la pantalla, este “Gran Gatsby” hubiese sido sin lugar a dudas algo más pequeño.

También nos gustaría destacar en esta ocasión, la correcta elección de su BSO, en la que sonaron temas de Lana del Rey, Will.i.am o Gotye, acompañando todos ellos de manera adecuada a cada momento de la historia en los cuales sonaban.

No obstante, lo más destacable de esta película es su capacidad para plantear todo tipo de dilemas morales, siendo el más destacado el que enfrenta el poder del dinero contra el poder de la amistad o del amor en una época en la que la fastuosidad perpetua de la sociedad perteneciente a la clase alta chocaba con las lamentables condiciones de vida de aquellas personas con menos recursos, las cuales luchan por todos los medios para abandonar la situación en la que se encuentran. Consigue, además, que el espectador se implique con cada uno de los personajes, entendiéndolos en algunos momentos y odiándolos en otros.

Se trata, por tanto, de una película plenamente recomendable y que tiene como gran fallo un inicio realmente lento y desesperante en el que el espectador duda sobre el tipo de película que  tiene ante sus ojos, llegando incluso al arrepentimiento absoluto por haber abonado una cantidad ingente de dinero por sentarse en una triste butaca a ver una película.

Por todo lo anterior, nuestra valoración final es de 7 sobre 10.




Título original: “The Great Gatsby” – 2013 – Australia
Dirigida por: Baz Luhmann
Duración: 143 minutos
Género: Drama