domingo, 21 de diciembre de 2014

Siempre a tu lado (Hachiko)


Siempre a tu lado (Hachiko) - Cartel
A veces, aunque parezca imposible, la televisión tiene la capacidad de brindarnos uno de esos momentos mágicos que le devuelve el valor que, por otro lado, nunca debiera de haber perdido. Hace unos días nos sucedió exactamente eso, ya que, después de cenar, teníamos unas ganas locas de disfrutar de un rato de sofá y pantalla sin tener que aguantar programas del corazón o debates políticos.

Por suerte, al poner en marcha la tele nos sorprendió toparnos con el tráiler de  Siempre a tu lado (Hachiko)”, anunciándola para esa misma noche. No sabíamos nada de su argumento, pero, como amantes de los animales, sentimos que la película nos llamaba poderosamente la atención, así que, decidimos verla.

La historia empieza en un colegio de primaria estadounidense, en donde los alumnos de la clase hacen un ejercicio oral sobre sus héroes favoritos. Cuando le toca el turno a Ronnie sorprende a toda clase proponiendo como héroe a Hachiko, el perro de su abuelo.

En este momento, y a modo de ‘flash-back’, la historia nos traslada a un templo budista del Japón, donde un monje está preparando un cachorro de Akita para enviarlo en una pequeña de jaula a los Estados Unidos. Durante el viaje, el pequeño cachorro cae del portamaletas con el que es trasladado y queda vagando por el andén de la estación hasta que se cruza con el profesor Parker Wilson (Richard Gere).

Hechizado por el pequeño Akita, y después que el jefe de estación le diga que no puede hacer nada por el perro, el profesor acaba llevándoselo a casa donde se tendrá que enfrentar a la negativa inicial de su esposa Cate (Joan Allen).

Parker pone anuncios, distribuye papeles y se mueve para encontrarle un hogar definitivo a su nuevo amigo, pero poco a poco se va encariñando más con él, hasta el punto de llevarlo a la universidad donde su compañero Ken Fujiyoshi le indica que ambos están predestinados a estar juntos y que el símbolo que lleva el perro en su collar significa Hachi (el octavo).

Ya con nombre, y viendo lo bien que se llevan Hachi y Parker, Cate acaba accediendo a quedarse con el perro. Una mañana, al irse a trabajar, Hachi sigue a Parker hasta la estación, negándose a volver a casa hasta que éste regresara del trabajo, y así, hasta que un infortunado día, Parker sufre un repentino ataque al corazón y muere en plena clase.

Aunque “Siempre a tu lado (Hachiko)” es una película basada en hechos reales, y todos podemos saber el desenlace de la misma por la gran moraleja de amistad y fidelidad que nos cuenta, nosotros dejamos aquí el detalle de su argumento, y pasamos a nuestra particular valoración.

Interpretativamente hablando, “Siempre a tu lado (Hachiko)” tiene dos interpretaciones que sobresalen del resto: por un Richard Gere que, aunque no está de Oscar, sí que contribuye casi definitivamente en la creación del clímax de emociones que envuelve todo el metraje de la película, y por el otro, “Hachiko” que aunque es un bellísimo perro sobresale del resto, tanto por emotividad como por los sentimientos que destilan todas sus escenas (¡bravo por el equipo de entrenadores!).

También la fotografía resulta muy destacable, con amaneceres, otoños y colores ocres que ayudan, sin duda, a sumergirnos en la historia e implicarnos en la relación entre los dos protagonistas principales.

Lo más flojo de la película es, bajo nuestro punto de vista, la excesiva búsqueda de las lágrimas del espectador consiguiendo a veces que la película abuse de excesivas secuencias donde apenas sucede nada significativo para el desenlace de la misma.

Evidentemente, la película consigue lo que busca y esto no es otra cosa que contarnos la historia de lealtad entre un perro y su dueño, arrancándonos eso sí, un buen puñado de lágrimas.

Como amantes del cine y de los animales os recomendamos totalmente esta película, aunque eso sí, buscad bien el momento de verla, pues es interesante tener Kleenex® cerca. Nuestra puntuación es de un 8 sobre 10.




Título original: “Hachi: A dog’s tale” – USA – 2009
Dirigida por: Lasse Hallström
Duración: 93 minutos
Género: Drama

4 comentarios:

  1. Lo que lloramos con Agus mirando esta peli !!!!!!! Pero nos encantó. Que pases unas preciosas fiestas y un deseo de un 2015 maravilloso !!!!! Cariños

    ResponderEliminar
  2. Como amante de los animales e individuo que comparte su vida con un Golden Retriever, este tipo de películas siempre me producen sensaciones encontradas. Por un lado son cintas que pueden abrir los ojos a más de uno pero, por el otro parece que están dedicadas única y exclusivamente a los que no nos hace faltan que nos digan más (que en esencia se traduce como: Los animales son mejores que las personas).

    Por otro lado coincido; notable fotografía, un aceptable Gere (sera lo que sea...pero siempre mantiene su listón arriba a pesar de tener un rostro tan característico) y Bravo por Hachiko y sus entrenadores.

    Una de esas pelis que te tocan la fibre sensible y te dejan hecho polvo (como me ocurrió con Socios y sabuesos en el cine).

    ResponderEliminar
  3. Preciosa película, una de pocas que no me canso ni cansaré de ver ^^

    ResponderEliminar
  4. Es una de mis 100 películas favoritas. Tiene un alto contenido emocional. Lo hemos disfrutado varias veces. Saludos y felicidades

    ResponderEliminar