jueves, 27 de febrero de 2014

Los padres de ella

Los padres de ella / Meet the parents - Cartel
De vez en cuando, los del equipo tenemos la necesidad de tumbarnos en el sofá y disfrutar de una comedia fácil, con toques de humor inteligente y sobretodo, que no caiga en lo absurdo y chabacano. Por esto mismo, hace unos días echamos mano de nuestra DVDteca particular para recuperar una vieja conocida nuestra: “Los padres de ella”.

La historia empieza presentándonos a uno de los protagonistas, Gaylord (o Greg) Follen (a quien da vida Ben Stiller), un joven enfermero algo patoso que quiere casarse con Pam (Teri Polo). Entre ambos todo marcha viento en popa hasta que, evidentemente,  Greg tiene que conocer a Jack y Dina, o, lo que es lo mismo, a sus futuros suegros.

Greg, conocedor de la fama de “especial” de su futuro suegro, teme el momento del encuentro, pero enamorado como está de Pam, decide dejar a un lado sus reticencias y emprender el viaje.

Los primeros momentos del encuentro no son nada fáciles, pues Jack (a quien da vida Robert De Niro) haciendo uso de sus conocimientos como ex agente de la CIA, le deja bien claro a Greg que no tiene su confianza.

Por si fuera poco, Greg y Pam tienen que dormir separados en una casa donde, además de ellos dos y los padres de ella, hay un personaje ciertamente especial; el gato de la familia, un auténtico tormento que llevará por el camino de la amargura a nuestro protagonista.

A Greg le tocará vivir un sinfín de situaciones de lo más curiosas, desde someterse a un polígrafo, hasta tener que rescatar al gato, pasando evidentemente por más de un juego mental al que será sometido por parte de Jack. Eso sin contar con la preparación de la boda de la hermana de Pam… ¿lo superará el bueno y torpe de Greg, ganándose, además, la confianza de Jack? ¡Uff! Son unas cuantas preguntas, ¿verdad? Nosotros las sabemos todas, pero evidentemente no os las responderemos por aquí.

Jinx el gato de Jack - Los padres de ella
Jinx, el gato de Jack... todo un especialista en 'liarla'


Lo que sí haremos es valorar, bajo nuestro particular criterio “Los padres de ella”.

No os vamos a decir que estamos ante una grandísima película, ni que es una grandísima comedia, de hecho, ni tan siquiera os diremos que “Los padres de ella” tiene unas interpretaciones geniales, porqué no es así, lo que si os diremos es que lo mejor de la película es, sin lugar a dudas, el personaje (tanto interpretativamente como argumentalmente hablando) de Jack Byrnes y la buena química que hay entre De Niro y Stiller.

La verdad es que la película cumple con su objetivo principal, hacernos reír de una situación tan particular como conocer a los padres de nuestra pareja. Por ello, los del equipo le ponemos un 6 sobre 10.





Título original: “Meet the parents” – USA – 2000
Dirigida por: Jay Roach
Duración: 108 minutos
Género: Comedia




Otras partes de la saga:

domingo, 23 de febrero de 2014

A todo gas 4: Aún más rápido

A todo gas 4: Aún más rápido
Continuando con las críticas de la saga cinematográfica de “The Fast and The Furious” que iniciamos hace unas semanas, le llega el turno a cuarta parte de la misma “A todo gas 4: Aún más rápido”.

Para esta cuarta parte, y después del desaguisado de la tercera, el equipo de producción volvió a contar con el equipo de protagonistas habitual, es decir: Vin Diesel, Paul Walker, Michelle Rodriguez, etc.

La historia se sitúa cronológicamente después del desenlace de “2 Fast and 2 Furious”, con el equipo de Toretto desplazado en la República Dominicana donde, evidentemente, se dedican a hacer lo que mejor saben, secuestrar camiones cisterna.

Al incrementarse cada vez más la peligrosidad de sus acciones y al vivir cada día con la policía en los talones decide separarse de su novia Letty. A los pocos días, Dom Toretto recibe la llamada de su hermana diciendo que debe volver a Los Ángeles porqué Letty ha muerto.

Ya en los ángeles, el destino quiere que nuestro protagonista se cruce con O’Conner, quien ha vuelto al FBI y lucha por volver a infiltrarse en una carrera callejera, en esta ocasión para detener al narcotraficante Arturo Braga.

Una vez más, los dos amigos y rivales (policía y delincuente, O’Conner y Toretto) acabaran en el mismo bando, aunque luchen con unos objetivos más bien distintos, el uno, llevar al traste los planes de Braga, y el otro, esclarecer la muerte de Letty.

Después de varias colaboraciones, y en pro de la amistad que une a nuestros protagonistas, Brian consigue un acuerdo para limpiar el historial de Dom a cambio de entregar a Braga a la policía.

¿Conseguirán en esta ocasión acabar con el narcotraficante? Y lo que es más importante, ¿conseguirá Brian que su amigo Dom quede limpio de sus cargos? Nosotros ya lo sabemos, aunque sintiéndolo mucho, no os lo vamos a decir, lo que si os diremos que la escena final de “Fast and Furious 4”, es la más espectacular de la película.


A todo gas 4
Una escena del secuestro a un camión cisterna

Con esta cuarta parte, la saga vuelve a recuperar el sentido ya que, además de rescatar a sus protagonistas principales, empieza a construir una historia que, tal y como podréis ver en las próximas críticas, resulta de gran utilidad de cara a conformar una auténtica trilogía argumental (que incluirían las partes 4, 5 y 6).

Técnicamente podríamos decir que es una buena película de acción basada en el mundo de los coches y las carreras ilegales, destacando sobre todo los planos cortos de conducción, las escenas de carreras, y como no, el exceso de testosterona por parte de los chicos, de la silicona a la vista por parte de las chicas y del tunning por parte de los coches.

Por nuestra parte, le ponemos un 6 sobre 10 ya que, sin lugar a dudas es la mejor película de la saga hasta el momento.





Título original: “Fast and Furious 4” – USA – 2009
Dirigida por: Justin Lin
Duración: 107 minutos
sábado, 8 de febrero de 2014

A todo gas 3: Tokyo Race


A todo Gas 3: Tokyo Race - Cartel
Ver una saga cinematográfica de un tirón tiene sus riesgos, aunque también varias ventajas. Entre los primeros, el más importante es que uno se canse de ver las mismas caras haciendo los mismos personajes, mientras que entre los segundos se encuentra ver la evolución de los mismos a lo largo de los años. Por suerte, ahora que los del equipo hemos visto entera la saga “A todo gas” vemos que nos han pesado más las ventajas que los riegos.

A los pocos minutos de empezar a ver “A todo gas 3: Tokyo Race” nos dimos cuenta que esta tercera parte iba a romper con las dos partes precedentes ya que, desde los primeros compases de la historia, los personajes que se nos iban presentando en pantalla eran totalmente nuevos… ni rastro del equipo de Dom Toretto y O’Conner.

La historia empieza presentándonos a Sean (Lucas Black) un joven post-adolescente norteamericano de 17 años que, además de vivir una vida totalmente desorganizada, es un ferviente aficionado a los coches y a las carreras callejeras ilegales. Un día, Sean es retado a una carrera ilegal por el honor de su novia, proposición que evidentemente acepta, y, como no podía ser de otra manera, la carrera acaba en un absoluto desastre. Como no es la primera vez que esto sucede y, ante la perspectiva que acabe en un reformatorio, su madre lo envía a Tokio con su padre.

Allí, hacinado en un pequeño apartamento con su padre y bajo la férrea disciplina nipona, no tarda en entrar en contacto con el hampa de la ciudad y, a la vez, de nuevo con el mundo de las carreras ilegales, más concretamente con la peligrosa especialidad del drifting.

Sean no para de meterse en líos, y, además de sentirse atraído por Neela, la novia de Takeshi, el jefe de una pandilla de corredores ilegales y sobrino de Kamata, el temido jefe de la mafia. Esta atracción por Neela le llevará a enfrentarse a Takeshi en una carrera de drifting que, evidentemente, perderá destrozando totalmente su coche.

Para devolver este dinero, Sean se convierte el pupilo de Han (Sung Kang), un miembro de la “familia” de Toretto, quien le entrena en la complicada especialidad del drifting.

Un Drifting en Tokio Race
Drifting
 
¿Llegarán a enfrentarse de nuevo Kamata y Sean? ¿Sean saldará sus deudas? Y, lo más importante ¿Qué pinta Han en Tokyo? … Casi todas estas preguntas encuentran respuesta en esta “A todo gas 3: Tokyo Race”

Técnicamente os diremos que esta tercera parte de la saga es superior a sus dos precedentes, con muchos efectos especiales bien resueltos, colores y neón por todas partes y, sobretodo, un ambiente de chicas florero (todas ellas despampanantes) y de coches tuneados que, en ocasiones, directamente saturan.

Los del equipo vemos en esta tercera parte de la saga una auténtica ruptura con las dos primeras partes, ya que, además de ubicarse en Tokyo, no hay ningún personaje de las dos primeras, rompiendo así totalmente la magia que unía Toretto/O’conner con sus espectadores.

Es evidente que el deseo de la productora de castigar a sus dos estrellas le salió mal, ya que ésta es, sin lugar a dudas, la peor película de las 6 que se han estrenado hasta el momento con mucha diferencia, tanto a nivel argumental como interpretativo, así como también económicamente hablando.

Después de haberla visto, los del equipo le ponemos un escueto 3 sobre 10, y el apelativo de ‘Sólo para incondicionales’.





Título original: “The Fast and the Furious: Tokyo Drift – 2006 – USA
Duración: 104 minutos
Dirigida por: Justin Lin
Género: Acción, Automovilismo


Otras partes de la saga:

"A todo gas 1" - 2001    
"A todo gas 2" - 2003  
"A todo gas 4: Aún más rápido" - 2009
"A todo gas 5: Fast Five" - 2011
"A todo gas 6" - 2013  
"Fast & Furious 7" - 2015