viernes, 25 de septiembre de 2015

Salir del armario


Salir del armario - Cartel
Sin lugar a dudas, salir del armario es uno de los pasos más complicados que hoy en día, por vergüenza social, aún debemos superar muchos homosexuales. Palabras como “maricas” o “maricones” resuenan aún con mucha fuerza y demasiada asiduidad, tal y como se demuestra también en la comedia francesa del 2001, “Salir del armario”.

La historia se centra en la vida del gris y anónimo Françoise Pignon (Daniel Auteuil), el contable de una empresa dedicada a la fabricación de condones, un hombre tan previsible como aburrido en su vida laboral como profesional.

Abandonado por su mujer y marginado por su hijo adolescente, un día recibe la noticia que su empresa va a hacer una reducción de personal y que él será uno de los afectados. Recomendado por un vecino suyo decide hacerse pasar por homosexual y poder esgrimir así que es víctima de una campaña de discriminación.

Su salida del armario conlleva una revolución en la empresa, con un jefe de personal (Gerard Depardieu) machista y homófobo que deberá cambiar y readaptarse, una jefa de contabilidad que no sale de su asombro cuando cae en sus manos una foto de Pignon en brazos de un hombre en un club nocturno, y un director que únicamente piensa en como aprovecharse de la situación.

Con el paso del tiempo el machismo de la sociedad y la homofobia salen a relucir entre el personal de la empresa, pasando de la generación de rumores sobre la vida de Pignon (su hijo adolescente se convierte, a ojos de algunos, en el ligue de nuestro protagonista) hasta la agresión física.

Mientras todo esto pasa, la vida de Pignon va dejando atrás tanto su previsibilidad y como el aura gris que la envuelve, hasta el punto de que llegará a tomar parte de la desfilada del orgullo gay, el auténtico punto de inflexión en su vida. Con todo, quedan algunas preguntas por resolver, ¿recuperará el contacto con su hijo? ¿Será capaz Pignon de enfrentarse a su ex? Y, lo que es más importante, ¿cómo acabará su historia en la fábrica de preservativos? Evidentemente, nosotros sabemos las repuestas y evidentemente, os emplazamos a ver “Salir del armario “ para saberlas.

Interpretativamente nos gustaría remarcar el trabajo de Daniel Auteuil, quien con su trabajo no sólo es capaz de meternos en su lucha de superación personal sino que también nos hace sentir la homofobia que aún hoy en día toca sufrir. También remarcamos el trabajo de Depardieu, quien personifica el cambio social.

El montaje en plan comedia protagonizada por un hombre gris que le da Francis Veber (el director de “Salir del armario“) es un gran acierto, aunque, para nuestro gusto, el resultado final queda demasiado camuflado detrás de un abuso total de bromas homofóbicas y de la palabra “marica” y sus derivados que convierten lo que hubiese podido ser una buena comedia ligera en una comedia desaprovechada y sin gracia.

Con todo, no vamos a suspender la película ya que cumple con su prometido, por tanto le otorgamos nuestro 5 sobre 10.





Título original: "Le Placard" -  2001 - Francia
Dirigida por: Francis Veber
Duración: 84 minutos
Género: comedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario