domingo, 5 de marzo de 2017

Perdiendo el norte



Cartel de perdiendo el norte
Hasta no hace muchos años, y una vez superada la larga etapa del “destape”, el cine español se caracterizaba por explotar hasta la saciedad o bien la vida en los barrios bajos de las ciudades o bien las mil y una aventuras vividas en la pasada guerra civil. Por suerte, con la llegada de nuevas hornadas de directores, nuestro cine se ha actualizado también.

Fruto de esta llegada han sido muchos los títulos que han aparecido en nuestras carteleras, y, además, de los estilos más variopintos (superproducciones, cine de terror, comedias, dramas, etc.). En nuestra crítica de hoy, os vamos a hablar de una comedia de 2015 titulada “Perdiendo el norte”.

“Perdiendo el norte” parte directamente de uno de los dramas que está azotando a nuestra sociedad, es decir, la necesidad de que muchos de los jóvenes pertenecientes a la generación más preparada se vean obligados a emigrar para poder acceder a una oportunidad. En este sentido, la historia empieza presentándonos a los dos protagonistas de la misma, Hugo (interpretado por Yon González) y Braulio (Julián López).

Hugo es licenciado en empresariales y tiene un máster mientras Braulio es un joven científico que explota la ilusión por su trabajo a base de becas en laboratorios. Simultáneamente en el tiempo, nuestros dos amigos deben enfrentarse a una situación similar, el estar en la cola del paro.

En pleno hundimiento personal, Braulio ve un anuncio en la televisión que le abre los ojos: en Alemania hay trabajo y buscan gente preparada para llevarlo a cabo por lo que, sin perder un minuto, llama a su amigo Hugo, junto con quien decide cambiar la ancha Castilla por la fría Alemania.

Cargados de ilusión, de estudios y sin un ápice de alemán, nuestros dos amigos toman el avión y ponen rumbo a Alemania, donde muy pronto descubriran que para muchos alemanes los españoles somos poco más de lo que los norteafricanos son para nosotros.

Sin saber muy bien dónde ir, y tras experimentar serias dificultades para moverse por el país, Hugo y Braulio encuentran un piso compartido con Rafa (Miki Esparbé) un joven algo ralentizado por el consumo excesivo de drogas y Carla (Blanca Suarez), dos jóvenes españoles que llevan ya un tiempo en Alemania.

A partir de este punto, “Perdiendo el norte” coge el ritmo de una típica sitcom con varias historias personales entrelazándose en su desarrollo historias relacionadas con el idioma, los trabajos basura, la ocultación de la situación personal, algún que otro lío amoroso, etc.

Argumentalmente,  “Perdiendo el norte” deja poco lugar a la sorpresa, poniendo el foco sobre el drama de la inmigración desde un punto de vista humorístico, con constantes pinceladas cómicas, quizá con un exceso de tópicos y con un desenlace quizá también demasiado previsible.

Interpretativamente nos ha gustado mucho la química que hay entre Yon González y Blanca Suarez, los dos protagonistas principales, aunque en “Perdiendo el norte” el peso de la comedia lo llevan Miki Esparbé y el comedido Julián López. En definitiva, nos ha gustado el casting.

Bajo nuestro punto de vista, “Perdiendo el norte” ha intentado aprovechar tanto el tirón de las comedias españolas estos últimos años (con “Ocho apellidos vascos” como estandarte) como el drama de la inmigración para construir la historia, aunque sin dejar de lado temas habituales como el amor, la distancia o la enfermedad, lo que acaba representando un problema dado que el metraje es de apenas hora y media, quedando así varios de estos temas relegados a un segundo o tercer plano.

En resumen, los del equipo consideramos que “Perdiendo el norte” comienza siendo una comedia fresca y dinámica que, por desgracia, termina resultando una película simplemente aceptable para pasar el tiempo dados los problemas narrativos y de desarrollo que aparecen a medida que la historia va avanzando. Nuestra nota final es de un 5 sobre 10.


Título original: “Perdiendo el norte” – España – 2015
Dirigida por: Nacho G. Velilla
Duración: 102 minutos
Género:  Comedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario