lunes, 16 de julio de 2018

Ocean's 8


Ocean's 8 Cartel
Como cada verano, entre finales de junio y mediados julio en nuestras carteleras se da el curioso caso de la aparición de un sinfín de secuelas (en cintas de animación para niños, superhéroes, etc.), “reboots” y películas veraniegas (comedias, acción facilona, con la playa y el mar como protagonistas, etc.), y todo con el fin de permitirnos desconectar del calor y de las preocupaciones del día a día en la comodidad de una sala de cine a la vez que se llenan las arcas de las productoras,.

Este 2018 no tenía visos de que esto fuera a ser distinto y en muy pocas semanas,  nuestras carteleras se han llenado con películas como “Hotel Transilvania 3”, “El mejor verano de mi vida”, “Ant-Man y la Avispa”, “Mamma mia: una y otra vez” y un largo etcétera en el que nos encontramos también con la cinta que os queremos comentar hoy: “Ocean’s 8”.

“Ocean’s 8” es el “reboot” de la célebre cinta de 2001, dirigida por Steven Soderbergh: “Ocean’s eleven”. Aunque, eso sí, en esta ocasión el equipo de Danny Ocean deja paso a su hermana Debbie, así como a su grupo de mujeres.

Ocean’s 8” inicia su andadura en pleno 2018, con la salida de la prisión de Debbie Ocean (Sandra Bullock), la hermana de Danny, después de cumplir una condena de 5 años por estafa. Durante esos años de presidio, Debbie ha madurado un plan para llevar a cabo el mayor robo de su vida, hacerse con el célebre collar Toussaint  (de Cartier) durante la Gala Met de Nueva York, valorado en más de 150 millones de dólares.

Como no puede llevar a cabo en solitario semejante golpe, empieza a configurar su equipo con las mejores en su campo. La primera, Lou Miller (Cate Blanchett) su amiga del alma y auténtica mano derecha, después llegan Amita (Mindy Kaling) la experta en diamantes, Constance (Awkwafina) una experta timadora, Bola 9 (Rihanna) una talentosa hacker, la ex ladrona Tammy (Sarah Paulson) y Rose Weil (Helena Bonham Carter) una diseñadora de moda en horas bajas.

La idea pasa por acercarse lo suficiente a la modelo Daphne Kluger (Anne Hataway), quien llevará el collar durante la gala, y hacerse con él durante la misma. Para ello, Rose se convertirá en su modista, asegurándose así el acceso más fácil a la joya.

Después de un sinfín de preparativos llega el día de la gran gala. Mientras los famosos van llegando al Museo Metropolitano (sede de la Gala Met), nuestras protagonistas van tomando sus papeles en el perfecto plan tramado por Debbie, entre joyas, lujo y grandes medidas de seguridad.

Como no podía de otra forma, Debbie y sus chicas se acaban haciéndose con el collar Toussaint, lo que provoca la aparición de un viejo conocido de Debbie, el agente de seguros John Frazier, quien años atrás la desenmascaró y envió a la cárcel. ¿Correrá la misma suerte en esta ocasión, o Debbie se guarda un as en la manga? Evidentemente nosotros lo sabemos, aunque nos lo guardaremos celosamente, contándoos eso sí, nuestra visión de “Ocean’s 8”.

Argumentalmente, no os vamos a engañar, esta “Ocean’s 8” cumple con su condición de “reboot”, es decir, fusila casi totalmente a la original “Ocean’s eleven” con cambios de ambientación (Las Vegas deja paso a Nueva York) y de reparto (los chicos desaparecen para ceder el protagonismo a las chicas), aunque desgraciadamente nada cambie donde debería hacerlo, en los necesarios giros argumentales y efectos sorpresa.

Técnicamente, esta “Ocean’s 8” tampoco llega al nivel de su predecesora, ya que, aunque cuenta con un buen montaje, una buena ambientación y, como os contaremos después, buenas interpretaciones, el montaje es demasiado plano y carente de magia, convirtiéndose por momentos en un bonito video clip de lujo, moda y música.

Donde quizá más nos ha gustado “Ocean’s 8” es en su reparto. No os vamos a decir que todo el mundo está realmente brillante y acertado, pero sí que hay grandes aciertos en la elección de las protagonistas. Así, Sandra Bullock y Cate Blanchett crean sus personajes realmente bien, destacando incluso Helena Bonham Carter y Anne Hataway, aunque estas dos, ven lastrados sus trabajos por la poca definición y el protagonismo demasiado superficial que les han dado. Una verdadera pena.

Con todo, no podemos olvidar lo que es “Ocean’s 8”, un “reboot" y una cinta de verano, no una película pensada para arrasar en los certámenes de grandes premios, por tanto, valorándola como tal y habiéndonos entretenido más de lo esperado, nuestra nota final para ella es de un 6 sobre 10.




Título original: “Ocean’s 8” – USA – 2018
Dirigida por: Gary Ross
Duración: 110 minutos
Género: Acción, Comedia, Secuela


2 comentarios:

  1. La voy a ver igual, necesito un poco de entretenimiento ligero ! y comparto la recomendación !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente va bien el entretenimiento ligero, y ahora, en verano aún más. Gracias y ¡¡Feliz veranito!!!

      Eliminar