martes, 4 de abril de 2017

Náufrago



Cartel de Náufrago
Cuando uno piensa en la historia de alguien preso en una isla desierta sin posibilidades reales de salir de ella, irremediablemente la imagen que le ronda por la cabeza es la del náufrago más célebre, Robinson Crusoe. Seguramente, esta arraigada imagen hizo que, involuntariamente, la película que os recomendaremos hoy quedara en nuestro cajón durante muchos, muchos años.

Hoy, en este rincón os vamos a hablar de una película del 2000 protagonizada por Tom Hanks y basada casi en la misma temática que la famosa “Robinson Crusoe”, os estamos hablando de “Náufrago”.

“Náufrago” empieza presentándonos a Chuck Noland (interpretado por Tom Hanks), un analista de sistemas de la compañía de mensajería “FedEx”. Chuck vive completamente obsesionado con la productividad y el tiempo, centrando su vida en la empresa y en viajar de una punta de mundo a otra para solucionar los problemas de productividad en las múltiples instalaciones de la empresa descuidando, casi siempre, el día a día de su vida personal.

En medio de un torbellino en su vida personal, ya que su novia quiere casarse y él sólo tiene fechas para su trabajo, Chuck debe dejar la familia para ir a solucionar un problema surgido en Malasia.

Como casi era de esperar, la tormenta en su vida personal se extiende a la meteorología y en un punto indeterminado en medio del océano Pacífico el avión pierde el control y se estrella, resultando Chuck el único superviviente.

Después de una titánica lucha en el mar, Chuck despierta en una isla desierta acompañado únicamente de unas cuantas cajas con el logo de “FedEx”, el cadáver de uno de los pilotos y los restos de una balsa hinchable.

Tras unos primeros momentos de caos, Chuck empieza a buscarse la vida buscando, además de cobijo, comida y agua potable, resguardando a la vez los pocos paquetes de FedEx que se han salvado del accidente. Poco después, decide abrir algunos de los paquetes encontrando además de ropa, algo de tecnología, una pelota de rugby que acabará convirtiéndose en su amigo en la isla, el señor Wilson.

Sin lugar a dudas, lo más destacable de “Náufrago” es la historia que, maravillosamente, nos cuenta. Una historia que nos narra la transformación de un hombre sin vida personal quien de la noche a la mañana, despierta en una isla desierta, viéndose con la necesidad de reinventarse y renacer tanto física como psicológicamente.

Interpretativamente nos quitamos el sombrero ante la grandísima actuación de Tom Hanks, quien no solo es capaz de mantener casi íntegramente “Náufrago”, sino que además es capaz de darle la complejidad suficiente a su Chuck Noland, convirtiéndolo de un adicto al trabajo a un luchador infatigable e inteligente, y lo que es mejor, acercándolo e implicando al espectador en su lucha contra la soledad.

En la parte contraria, nos ha parecido excesiva la presencia de la publicidad de “FedEx” ya que su logo está presente en gran parte de las escenas de “Náufrago” convirtiéndola por momento en una potente campaña de publicidad.

Con todo, nuestra nota final es de un 8 sobre 10 recomendándoos verla como mínimo, una vez.




Título original: “Cast Away”  - 2000 – USA
Dirigida por: Robert Zemeckis
Duración: 143 minutos
Género: drama, aventuras

No hay comentarios:

Publicar un comentario