lunes, 22 de abril de 2019

A ciegas


A Ciegas Cartel
Desde mucho antes de la aparición del cine, la humanidad ha mostrado su preocupación, ya sea a través de textos religiosos, de fábulas, etc., por imaginarse como sería nuestro mundo si la vida en este se truncara abruptamente. Desde plagas hasta destrucciones extraterrestres pasando por accidentes y guerras nucleares han sido los causantes de iniciar nuevas civilizaciones, nuevos órdenes y como no, luchas por la supervivencia.

Como no podía ser de otra forma, la industria del cine no sólo no se ha mantenido al margen, sino que además ha aprovechado, y mucho, el tirón de esta rama de la ciencia ficción, y lo ha hecho con títulos como: “Blade Runner”, “La guerra de los mundos”, “Wall-e”, “28 días después”, etc.

Una de las últimas en llegar con cierto ruido lo hizo a finales del pasado 2018, aunque lo hizo sin pasar por las taquillas de nuestras salas de cine, ya que fue distribuida a través de la plataforma de streaming Netflix. Os estamos hablando de la estadounidense “Bird box”, aunque en España se estrenó como “A ciegas”.

La historia empieza presentándonos a Malorie Hayes (interpretada por la siempre solvente Sandra Bullock), una madre que junto con sus dos hijos, los tres con los ojos vendados, se monta en una barca y se lanza río abajo, en un viaje que les durará, como mínimo dos días.

Durante este viaje hacia un esperado lugar mejor, Malorie nos irá contando a través de flash-backs, cómo ha llegado hasta esa situación. Para ello, la acción nos desplaza 4 o 5 años atrás, un día en el que una embarazada Malorie se dirigía al hospital con su hermana Jess mientras por la radio escuchaban la extraña situación que se vivía en Europa, donde unos extraños seres estaban provocando el suicidio de todos aquellos humanos que les observaran.

Casi sin margen de reacción, las hermanas se dan cuenta que en Estados Unidos está pasando lo mismo, ya que justo antes de que Jess resulte también contagiada, cuentan por decenas los viandantes que se suicidan ante sus ojos. Finalmente, Jess estrella su coche justo antes de suicidarse ante la atónita mirada de Malorie quien en un acto reflejo corre a refugiarse en la casa de un vecino.

En la casa se ha juntado un grupo heterogéneo de personas las que, como pueden, intentan reaccionar ante la situación que les ha tocado vivir, lo primero que hacen es organizarse para tapar todas las ventanas para evitar el contacto visual con el ser desconocido que está sembrando la muerte y el caos. Con el paso de los días, y a causa de la escasez de alimentos, empiezan las primeras diferencias entre los del grupo.

Cosas tan básicas como “hacer la compra” (o quizá mejor dicho, ir al súper) se convierten en una odisea, aunque la gran prueba de fuego le llega al grupo con la irrupción en la casa de Gary, un hombre en principio bueno e inocente que ha llegado a la casa “sin ver a la cosa”. Lo que no sabe el grupo es que el Gary está infectado por el virus, aunque como es un enfermo mental, no le afecta de la misma manera ¿y cómo le afecta? Pues lo descubrirán el día en que Malorie y Olimpia (otra integrante del grupo) dan a luz, pero lo que sucede realmente ya no nos lo contaremos desde aquí. De hecho, ni eso, ni si Malorie y los niños logran llegar a final de su travesía.

Técnicamente “A ciegas” es una película desigual, ya que, aunque parte de una idea realmente original y un desarrollo que, aunque un tanto manido (las dos líneas temporales contadas simultáneamente) funciona notablemente bien, su desarrollo no nos ha convencido del todo ya que por momentos todo resulta extremadamente artificial y forzado, y su ritmo es totalmente inconstante.

Desde el punto de vista interpretativo os diremos que “A ciegas” nos ha sorprendido bastante, ya que una vez más esa todo-terreno llamada Sandra Bullock está realmente bien, como lo están Tom Hollander (uno de los malos de la película), Trevante Rhodes o incluso el gran John Malkovich. La única pena en este sentido, es que sus buenas interpretaciones se quedan un tanto diluidas en el desaprovechado desarrollo argumental de la cinta.

Por todo lo que os hemos contado, y sin demasiadas dudas, os recomendamos “A ciegas” para que la veáis una de esas noches con amigos con largas sobremesas, ya que seguro os da que hablar. Los miembros de este equipo le ponemos a “A ciegas” un 6 sobre 10.



Título original: “Bird box” – 2018 – USA
Dirigida por: Susanne Bier
Duración: 124 minutos
Género: Fantástico, Thriller, Drama

viernes, 12 de abril de 2019

Dumbo


Cartel de Dumbo 2019
En plena fiebre de remakes rodados en acción real, o como le llaman técnicamente ‘live action’, el último fin de semana de marzo llegó a nuestras carteleras la adaptación, usando esta tecnología, de un clásico que ha marcado la vida de varias generaciones, “Dumbo”.

“Dumbo” llegó por primera vez a la gran pantalla en 1941 de la mano de Disney, y ahora 78 años después, el mismo gigante californiano de la mano del director Tim Burton, lo han sacado del género de la animación para darle una nueva vida en carne y hueso, como ya intentaron el mismo dúo hace 9 años con “Alicia en el país de las maravillas”.

Como en el cuento original, “Dumbo” empieza con un tren de protagonista, el que a comienzos de cada temporada se carga con todos los bártulos del humilde Circo Medici para llevar su espectáculo a través de Estados Unidos. En una de las paradas de su ruta se incorpora al circo Holt Farrier (Colin Farrell), un veterano de guerra que vuelve del frente a la que había sido su casa y trabajo, aunque ya nada será igual que antaño, ya que su esposa y madre de sus dos hijos murió un año atrás y además, el circo ha prescindido de su número debido a las dificultades económicas en las que está sumergido.

Desubicado y sin su trabajo, Holt junto a sus dos hijos acepta el trabajo de cuidador de elefantes que le ofrece Max Medici (Danny DeVito), el dueño del circo. A los pocos días, la recién comprada elefanta asiática tiene un retoño, Dumbo, el cual por sorpresa de todos, nace con la particularidad de tener unas orejas extrañamente gigantes.

Esperado como salvador del circo, el pequeño Dumbo es apartado inmediatamente y escondido de la vista del público debido a sus grandes orejas, solo los pequeños Joe y Milly (los hijos de Holt) se vuelcan con el pequeño elefante, el cual esconde además, otra particularidad, que puede volar usando sus orejas.

Cuando se hace pública la facultad de Dumbo, el magnate V.A. Vandevere (a quien da vida Michael Keaton) no duda ni un momento en hacerse con todo el circo con tal de incorporar al pequeño paquidermo en el circo de su nueva ciudad de entretenimiento, “Dreamland”.

Ya en “Dreamland”, Holt, Joe y Milly se alían con Colette (Eva Green) la mano derecha de Vandevere y trapecista estrella del circo para incorporar a Dumbo en el número principal del mismo. Y como ya os podéis imaginar, y aunque sea una historia ha conocida, nosotros dejaremos aquí el desglose argumental de esta nueva versión de “Dumbo”.

Técnicamente, este remake de “Dumbo” es notable, notándosele y mucho la mano y experiencia de Tim Burton en la dirección, ya que le dota de sus principales sellos característicos que son: un uso casi perfecto del CGI (imágenes generada por ordenador) y una particular estética que va del gótico a lo más colorista. En este apartado también nos gustaría remarcar la banda sonora que acompaña casi perfectamente el desarrollo de la trama de la cinta.

Desde el punto de vista interpretativo tenemos, bajo nuestro punto de vista, uno de los puntos más flojos de “Dumbo”, ya que ninguno de los interpretes principales está realmente brillante ni consigue que empaticemos con él. Quizá quien está mejor es Michael Keaton en su papel de malo (aunque claro, es sumamente fácil hacer de malo en una cinta Disney), y a cierta distancia él, reconocemos el trabajo del veterano Danny DeVito interpretando al dueño del circo. Y en el lado contrario, tenemos a un Colin Farrell tremendamente frío y distante, como si él, al igual que su personaje en el circo, tampoco encontrara su hueco en la película. En definitiva, en el equipo no encontramos ningún personaje que nos transmitiera sensaciones con las que implicarnos, más allá claro, del pequeño elefante.

Sinceramente, en el equipo esperábamos mucho más de este remake, esperábamos más profundidad en el mensaje animalista y sobre todo, esperábamos más ímpetu en los problemas de marginación y bullying que sufre el pequeño protagonista por sus diferencias, dejándonos un regusto de: “Este ‘Dumbo’ es una película simplemente correcta, sin una fábula final tan clara como hubiese sido necesaria”, por tanto, y una vez visto todo, nuestra nota final para “Dumbo” es de un 6 sobre 10.




Título original: “Dumbo” – 2019 – USA
Dirigida por: Tim Burton
Duración: 111 minutos
Género: Aventuras, Fantástico

domingo, 7 de abril de 2019

Identidad borrada


Identidad borrada cartel
Desde hace más de 130 años, cuando Sigmund Freud publicó sus ideas sobre el psicoanálisis hasta la actualidad, no ha parado completamente el goteo de noticias sobre la aparición de algún método nuevo o la necesidad, por parte de alguna religión o partido político necesitado de votos, de crear alguna terapia para “curar” la homosexualidad. Qué más da que desde 1990 la Organización Mundial de la Salud (OMS), retirara la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales, parece que para algunos, todos tenemos que ser iguales y estar cortados por el mismo patrón, cuando para muchas cosas, y la libertad sexual es una de ellas, la diferencia, suma.

Pues bien, como no podía ser de otra forma, el cine, que no es para nada ajeno a las polémicas de la sociedad, ha llevado a la gran pantalla la polémica de las terapias de reorientación sexual, o de curación de la homosexualidad en varias ocasiones, la última de ellas, ha llegado a nuestra pantallas el primer fin de semana de abril de 2019, y lo ha hecho bajo el explícito título de “Identidad Borrada”.

“Identidad Borrada” empieza desplazándonos a Arkansas, donde conocemos a Jared Eamons (a quien da vida Lucas Hedges), el hijo de Marshall Eamons (interpretado por Russell Crowe), un exitoso vendedor de coches y predicador baptista y su esposa Nancy (Nicole Kidman). Ante su comunidad todo parece normal, ya que tanto su sumisa esposa Nancy como hijo Jared acuden con regularidad a los sermones de Marshall.

Con todo, un día en su primer año en la universidad, un amigo abusa de Jared y ante el miedo que este le denuncie, le saca del armario ante sus padres. El rechazo de los Eamons es total y en vez de preocuparse por su hijo y darle todo su soporte, deciden exponer el caso ante el consejo de sabios de su comunidad baptista el cual acuerda ofrecerle dos opciones a Jared: abandonar su familia y todo su entorno o ingresar en “Love in Action”, una organización destinada a “curar” la homosexualidad.

Jared decide acudir a “Love in Action”. Para hacerlo, Jared y su madre se desplazan a Menphis. En el centro, Jared es despojado de todo, libros, diarios, Smartphone etc., indicándole que nada puede entrar ni salir de la institución religiosa sin el permiso de la misma.

La terapia, similar a la aplicada en el caso de los Alcohólicos anónimos, se basaba en reconocer el error de gustarle alguien del mismo sexo, negación de la preferencia sexual, búsqueda del perdón de Dios, etc. Por suerte, una acción hace reaccionar a Jared y a su madre, provocando que esta rompa con la terapia y dé la opción a Jared de vivir su propia vida.

Tomada esta decisión, “Identidad borrada” hace un salto de cuatro años, aunque nosotros, en esta reseña, no lo haremos para no descifrar nada más del argumento y desenlace de la película.

Técnicamente, no os vamos a engañar, “Identidad borrada” es una película muy equilibrada pero a la vez es una película tremendamente plana, muy poco arriesgada y nada transgresora, ya que se limita a contarnos una historia ya conocida por todos aunque algunos insistan en repetir, una y otra vez, el mismo error. Con todo, sí que le valoramos positivamente el montaje de la misma, mezclando flashbacks y flashforwards (saltos atrás y adelante en el tiempo), los cuales le dan fuerza a la historia y sobre todo, al personaje de Jared Eamons.

En el apartado interpretativo es donde los miembros de este equipo le vemos la principal fuerza a “Identidad borrada” ya que tanto su joven protagonista, Lucas Hedges dando vida al atormentado Jared Eamons como los dos veteranos, Russell Crowe y Nicole Kidman están realmente magníficos, pero vayamos por partes, por un lado tenemos al que fuera joven promesa de Hollywood Lucas Hedges y que últimamente encadena papelón con papelón, y en este, vuelve a hacerlo, dando vida a Jared Eamons y convenciéndonos de sus fases de confusión, de lucha contra su sexualidad y al final por su propia libertad, sin lugar a dudas, excelente. Como os hemos dicho, también muy bien para un inmenso (tanto física como interpretativamente hablando) y casi irreconocible Russell Crowe como malo de “Identidad borrada”, dando vida un hombre capaz de decirle a su hijo, sin inmutarse: “Sé gay o sé nuestro hijo”, y bien también para una Nicole Kidman capaz de interpretar a una mujer sumisa que vira a madre coraje por el bien de su hijo.

En definitiva, con “Identidad borrada” estamos ante una película correcta que no acaba de aprovechar todo lo que tiene en sus manos para pasar a ser, para nosotros, una gran película. Por todo lo que os hemos contado, nuestra nota final para “Identidad borrada” es de un 7 sobre 10.





Título original: “Boy Erased” – 2018 – USA
Dirigida por: Joel Edgerton
Duración: 115 minutos
Género: Drama, Homosexualidad