lunes, 30 de mayo de 2022

Culpable

Culpable - Poster
Hasta hace un tiempo la forma de alcanzar el éxito en el mundo del cine era disponer de una gran campaña publicitaria que copara medios de comunicación, marquesinas de autobuses, paradas de metros, etc., pero después, con la llegada de las plataformas de streaming todo cambió, una sola pancarta bien colocada (hablamos de Netflix y su “Fe de etarras”) servía para crear éxitos. Actualmente, no hace falta ni eso, algunas producciones llegan al catálogo sin avisar, y se convierten en auténticos éxitos.

Uno de estos casos, además de la memorable primera temporada de “La Casa de las Flores”, ha sido el thriller protagonizado por Jake Gyllenhaal “Culpable” que llegó al número uno mundial sin apenas publicidad. Hoy, en este pequeño rincón os contaremos nuestra opinión, precisamente de esta película “Culpable”.

“Culpable” empieza presentándonos al auténtico protagonista, Joe Baylor (interpretado por Jake Gyllenhaal) un policía de Los Ángeles que, mientras se resuelve su caso, es relegado de las calles y destinado a tareas administrativas, concretamente atender el teléfono de emergencias, el 911.

La acción se sitúa una noche en la que la gran ciudad se ve acosada por una serie de incendios que la rodean. Después de que Joe conteste varias llamadas es reprendido por su responsable por contestar una de las múltiples llamadas de acoso que, una periodista de Los Angeles Times le está haciendo para sacarle información sobre su caso.

Al poco, Joe recibe una llamada de una mujer que parece no poder hablar con total libertad, se llama Emily y parece que está secuestrada en el vehículo de su raptor, una camioneta blanca. Cuando Emily le cuelga, Joe se pone en contacto con la policía de carreteras, aunque sin la placa de matrícula poco pueden hacer.

Desesperado, busca y encuentra el teléfono de casa de Emily y llama, contestando su hija Abby. La niña le dice que ha sido secuestrada por Henry su exmarido dándole el teléfono de este, el cual usa para descubrir las placas de matrícula de la furgoneta. Acto seguido, pasa estos datos a la policía de carreteras y envía una patrulla casa de Emily, donde los patrulleros se encuentran con la pequeña al cargo de su hermano pequeño Oliver quien está en muy mal estado.

Muy nervioso y con constantes ataque de asma, Joe se implica todavía más en el caso pidiendo a su amigo Rick, el único que testificará en su caso, para que vaya a casa de Henry y la allane en busca de información. Mientras tanto, se vuelve a poner en contacto con Emily a quien intenta convencer que pase a la acción tirando del freno de mano de la furgoneta, pero esta, falla en su intento.

Más adelante, en la siguiente llamada, Joe le indica a Emily que busque algo para, cuando Henry abra la puerta de la furgoneta, pueda agredirlo. Al pedirle esto, Emily cae en un ataque de histeria y le cuenta a Joe que ella misma había tenido que sacar “serpientes” de la tripa de su hijo Oliver, dejando en shock a Joe justo en el momento que Emily consigue escapar de la furgoneta pegando a Henry.


Joe, implicado en un caso de secuestro
Joe (Gyllenhaal), en plena llamada de socorro


Con un Joe totalmente en shock por lo que acaba de escuchar y lo que, su compañero Rick descubre en casa de Henry, “Culpable” se encamina hacia su desenlace, desenlace que, obviamente nos encargaremos de no desvelar.

Técnicamente os diremos que “Culpable” es una película técnicamente sencilla ya que, únicamente tiene un par o tres de escenarios y un único actor carga con todo el peso de la película, por tanto, toma mucha fuerza el trabajo de realización ya que tiene que conseguir transmitirnos angustia a la vez que tiene que engancharnos, y ya os decimos que, salvo algún momento puntual, lo consigue.

Muy acertado también el metraje ya que, en una época donde priman y mucho las películas con 2 horas de duración o incluso más, “Culpable” tiene un ajustado metraje de 90 minutos, consiguiendo que estos pasen angustiosamente rápidos.

Interpretativamente hablando, únicamente podemos hablar del trabajo de Jake Gyllenhaal quien, sin lugar a dudas, está brillante dando vida a un atormentado y angustiado Joe Baylor. Un trabajo inspirado y rico en matices dramáticos ya que, sobre él recaen todos los giros argumentales y la presión de los mismos.

Con todo, quizá el desenlace se queda un poco corto, siendo para los miembros de este equipo, “Culpable” una de esas películas que, con muy poco tiempo, pasarán a la historia. Por todo lo que os hemos contado, nuestra nota final para “Culpable” es de un 6.5 sobre 10.



Título original: “The Guilty” – USA – 2021
Dirigida por: Antoine Fuqua
Duración: 89 minutos
Género: Thriller, intriga, policiaco

 

martes, 24 de mayo de 2022

Heartstopper - Temporada 1

Heartstopper Poster temporada 1
Desgraciadamente, aunque el mundo ha evolucionado mucho los últimos años, continúa habiendo un gran número de personas que no se sienten capaces de mostrarse ante el resto como realmente son porque, lo creamos o no, la homofobia o LGTBfobia continúa estando muy presente en la sociedad.

A veces es por un simple comentario, otras veces por una broma, pero sea como sea, el que se siente diferente a la gran mayoría por temas de raza o, sobretodo, sexualidad continúa sintiéndose señalado en casi todos sus ámbitos pese a que se esfuerce a vivir con absoluta normalidad.

Dentro de esta normalidad, o normalización de la aceptación de la sexualidad de cada uno, desde que en 2018 llegara a nuestras pantallas la película “Con amor, Simon”, han sido varias las películas y series que, con más acierto o menos, nos han puesto en la piel de varios adolescentes quienes, además del trauma de dejar atrás su infancia han tenido que abordar otros temas mucho más complicados como, su raza o su opción sexual.

En este rincón os hemos hablado de “Con amor, Víctor” (una secuela de la película original) y que, continúa explotando lo mismo que esa sin su frescura, “Yo, nunca” que, con mucha frescura y diversión nos relata varios de los problemas que os hemos contado hasta ahora, sin olvidar la sueca “Jóvenes altezas” que nos habla de la aceptación de la sexualidad entre dos chicos de clases sociales muy diferentes.

Con todo, faltaba una serie de gran alcance que, con naturalidad y sin querer imponer nada, nos mostrara los problemas y luchas que muchos jóvenes “normales” (o sea, sin que abusen de sustancias, ni sean de clase social alta o muy baja, ni tengan cuerpos normativos) tienen que vivir en su día a día para aceptarse y que el resto les acepte como son. Y esta serie finalmente ha llegado, es la británica “Heartstopper” la cual ha arrasado en su primera temporada en la plataforma de streaming Netflix.

“Heartstopper” se sitúa temporalmente en la actualidad, en Truham, un instituto para chicos británico donde nos encontramos con Charlie Spring (a quien da vida Joe Locke) un joven adolescente 14 años, que forma grupo de amigos con Tao Xu, Isaac Henderson y Elle una chica transgénero que cambio de instituto el curso anterior.

Charlie, un chico abiertamente gay mantiene, a escondidas por los pasillos de Truham, un inicio de relación con Ben, un chico que, bajo ningún concepto quiere que se le relacione con Charlie, negándole la palabra en público, aunque a escondidas, se besen apasionadamente lo que, obviamente, duele a Charlie.

Un día, un chico un año mayor que él se sienta a su lado en clase, es Nick Nelson (interpretado por Kit Connor) uno de los jugadores de Rugbi de Truham. Desde el primer momento Nick se muestra próximo y amistoso con Charlie quien, irremediablemente cae enamorado a sus pies.

Poco a poco, Nick y Charlie van profundizando su amistad, haciendo que Charlie entre en el equipo de rugby de la escuela donde es apadrinado por Nick, quien le enseña a jugar y, sobre todo, le defiende de los ataques verbales (y en muchas ocasiones homófobos) del resto del equipo. Con el paso de los días, Nick empieza a hacerse muchas preguntas sobre su sexualidad ya que, pese a que le gustan algunas chicas, empieza a sentir atracción por Charlie.

Pronto, Nick se define como bisexual, intentando empezar una relación con Charlie quien se vuelca totalmente en él, aunque Nick tiene un gran problema, no sabe cómo mostrarse en público aplazando algunas opciones para salir del armario. Esta nueva relación provoca algunos roces con los amigos de Charlie, sobre todo, con Tao, quien se siente desplazado.



Nick y Charlie
Nick y Charlie


Finalmente, y aprovechando su figura en el equipo de rugby, Nick se siente fuerte para afrontar las miradas y comentarios y decide mostrar públicamente su amor a Charlie, aunque esto, ya os podéis imaginar no estará exento de consecuencias, aunque, como es obvio, nos reservaremos para nosotros.

Técnicamente “Heartstopper” nos ha parecido una serie realmente buena mezclando el drama con el romanticismo en cada secuencia. Aunque no estemos ante una serie original, es la adaptación de una saga de novelas gráficas nacidas en 2016 de la mano de Alice Oseman, sí que su conversión a serie merece ser comentado por su enfoque, su naturalidad al contar la historia y, sobre todo, su sensibilidad. Sin olvidad algo realmente único, el optimismo, la alegría ante los problemas y las ganas de vivir.

Con todo, no os dejéis engañar, aunque “Heartstopper” sea una serie alegre y optimista, tiene un lado dramático duro, aunque sin caer en excesos, es decir, nos plantea el tema de la homofobia latente en nuestra sociedad (con duros comentarios de los compañeros de clase), el miedo a mostrarse como uno realmente es y se siente, la salida del armario, etc.

Si bien argumentalmente podríamos decir que “Heartstopper” no nos aporta nada, sí que la forma como explora los sentimientos de sus protagonistas, su propio crecimiento personal y como lo externaliza cada uno de ellos convierte “Heartstopper” en una serie que aleja de las típicamente adolescentes convirtiéndose en todo un encanto que, de forma realmente entrañable remueve los recuerdos del espectador, especialmente si pertenecen al colectivo LGTBI.

Interpretativamente hablando, “Heartstopper” cuenta con el gran acierto de sus dos intérpretes principales, el nobel Joe Locke dando vida a Charlie Spring, y Kit Connor interpretando a Nick Nelson. Los dos están realmente espectaculares transmitiendo todos y cada uno de los sentimientos que sus personajes quieren hacernos sentir a la vez que, muestran una química total entre ambos.

Por todo lo que os hemos contado, consideramos que, “Heartstopper” es una de las mejores series que ha lanzado los últimos años la plataforma Netflix, obteniendo una nota final de 9 sobre 10.



Título original: “Heartstopper” – Reino Unido
Género: Drama, Romántico, Adolescentes, LGTBI
Año de creación: 2022
Año de finalización: 2022 (primera temporada)
Capítulos: 8 (en una temporada)

 

martes, 17 de mayo de 2022

El niño del pijama de rayas

El niño del pijama de rayas - Poster
No os vamos a engañar, no somos para nada fans de ver una película y después leer el libro en el que se basa ya que, el libro siempre es mejor y es como tener un spoiler constante que te rompe la magia (y si no lo tienes, es que la adaptación es pésima), lo que sí hacemos, en alguna ocasión, es ver la adaptación cinematográfica cuando hemos leído el libro en el que se basa, aunque eso sí, debe de haber transcurrido mucho tiempo desde que lo hayamos hecho. Más que nada, porque las comparaciones entre ambos son más que odiosas.

Hoy en este rincón os comentaremos la adaptación de una novela del irlandés John Boyne publicada en 2006. La novela fue un auténtico éxito mundial, traduciéndose a más de treinta idiomas y vendiendo millones de ejemplares, os hablamos del drama sobre el holocausto nazi, “El niño con el pijama de rayas”.

Pues bien, en 2008 y en pleno éxito comercial del libro, llegó a nuestras carteleras su adaptación, y hoy, unos años después, os contaremos nuestro punto de vista sobre ella.

El niño con el pijama de rayas” empieza presentándonos a Bruno (a quien da vida Asa Butterfield), un niño alemán de 8 años que, totalmente ajeno a lo que está viviendo su país durante de la Segunda Guerra Mundial, corretea por las calles de Berlín con sus amigos. Un día, sin esperárselo, Bruno y su hermana Gretel son reunidos por su padre, Ralf (David Thewlis), un estricto comandante del ejército alemán, para darles una noticia que cambiará su vida, toda la familia dejará Berlín para trasladarse a Polonia, su nuevo destino.

Después de un largo viaje, la familia llega a su destino, una casa aislada en una zona llamada Auschwitz. Al poco de estar en la casa, Bruno descubre que, desde su ventana puede ver un grupo de casas cercano, unas casas rodeadas por una alambrada y con mucha gente vestida con pijamas de rayas yendo de un lado a otro.

Cuando su madre lo descubre, se preocupa mucho ya que se siente engañada por Ralf, y le indica a Bruno que, bajo ningún concepto puede acercarse a dichas casas, las cuales el pequeño confunde con una granja.

Un día Bruno, decide explorar las cercanías de la casa llegando a escondidas de su madre hasta la alambrada, donde se encuentra con un niño de su edad, con el que, rápidamente entabla amistad, el pequeño se llama Shmuel (Jack Scanlon). Shmuel y Bruno se irán viendo y hablarán sobre lo que pasa en el campo, intentarán jugar y Bruno le llevará comida alguna que otra vez.

En casa de Bruno las cosas se complican también ya que, mientras Gretel cae a pies juntillas en las redes del nazismo impulsada por el tutor que les da clases a ambos, la madre de los pequeños descubre sorprendida el verdadero motivo por el que están viviendo tan cerca de Auschwitz, un lugar donde regularmente es asesinada e incinerada gente.


Bruno y Shmuel jugando en la alambrada
Bruno y Shmuel jugando en la alambrada


Presa del pánico y el engaño, convence a Ralf que ese no es lugar para educar a sus hijos, decidiendo que ella y sus dos hijos abundarían la casa dos días después. Cuando Bruno se entera de eso, corre donde Shmuel para contárselo, aunque se encuentra a su pequeño amigo preocupado por la desaparición de su padre. Sin tiempo de pensarlo mucho, Bruno le dice a Shmuel que cruzará la alambrada y le ayudará a buscar a su padre.

¿Conseguirá Bruno cruzar la alambrada antes de su partida? ¿Qué se encontrará dentro de lo que él considera “la granja” de Auschwitz? Como es más que evidente, nosotros sabemos la respuesta de estas y otras preguntas, pero nos las guardaremos celosamente.

Argumentalmente nos encontramos que, “El niño del pijama de rayas” es una obra que parte de una idea poco original ya que, son muchas las obras que relatan el drama del holocausto nazi (“La vida es Bella”, “La Lista de Schindler”, “El pianista”, etc.). En esta ocasión se adapta, muy fielmente, la obra homónima y best-seller del irlandés John Boyne y lo hace de muy buenas maneras demostrando que, es muy posible llevar un bestseller literario al cine de forma sencilla y efectiva.

Técnicamente, “El niño del pijama de rayas” es una película tan sencilla como perfecta, no hay grandes efectos especiales, no hay grandes ambientaciones, pero lo que si tiene es un acertadísimo ritmo narrativo que mantiene al espectador pegado a la pantalla durante los escasos 90 minutos que dura.

Desde el punto de vista interpretativo nos quitamos el sombrero ante las grandes actuaciones de sus dos pequeños protagonistas, Asa Butterfield dando vida al inocente Bruno y Jack Scanlon interpretando a Shumel, el pequeño niño judío que le ha tocado vivir el drama del campo de concentración. El resto de intérpretes, simplemente correctos, sin desentonar con la película.

Por todo lo que os hemos contado, nuestra nota final para “El niño del pijama de rayas” es de un 7.5 sobre 10.



Título original: “The boy in the stripped Pajamas”- 2008 - Reino Unido
Dirigida por: Mark Herman
Duración: 94 minutos
Género: Drama, holocausto, amistad