lunes, 26 de abril de 2021

Tres anuncios en las afueras

Tres anuncios en las afueras

Todos conocemos el poder de la publicidad, y no solo para convencernos de que compremos algo que, posiblemente no usaremos nunca, sino también para hacernos pensar o peor, crear corrientes de opinión sobre algo.

Los últimos años, con el poder de internet incrementándose sin parar, miles de jóvenes (la mayoría hijos de famosos sin ganas o capacidad para estudiar) se han convertido en influencers, o lo que es lo mismo, imagen de marcas comerciales que intentan, sin parar, convencernos que compremos para parecernos tan ‘top’ como los influencers.

Os preguntaréis, ¿tienen algo que ver los influencers con la película que nos quieren recomendar? Y os contestamos sin tapujos, no, nada que ver. La película tiene que ver, y como desencadenante de su acción, con la publicidad y su poder para hacernos reaccionar. Hoy, en este pequeño rincón os hablaremos de la cinta de 2017 “Tres anuncios en las afueras”.

La historia de “Tres anuncios en las afueras” nos desplaza a la imaginaria ciudad de Ebbing, Missouri, donde nos encontramos con Mildred Hayes (a quien da vida Frances McDormand), una mujer divorciada que vive con su hijo adolescente Robbie (Lucas Hedges) en una casona en las afueras de la ciudad.

Al poco de presentárnosla descubrimos que Mildred vive atormentada por un acto que ocurrió siete meses antes, la muerte y violación de su hija Angela, un caso sin esclarecer y por el que la policía de Ebbing parece no preocuparse. Un día, volviendo a casa decide alquilar tres grandes vallas publicitarias en las que publica tres frases:

“Violada mientras moría”

“¿Y todavía no hay arrestos”

“¿Cómo es posible jefe Willoughby?”

Como es evidente, la gente del pueblo se molesta, pero Mildred se mantiene firme en su decisión, tanto ante su hijo Robbie como ante el jefe Willoughby (quien además tiene un cáncer terminal), como ante el arrogante y descerebrado oficial Dixon (Sam Rockwell), quien se toma las vallas como una falta a su autoridad.

Poco después de un arrebato de locura que lleva a Dixon a amenazar Red Welby, el arrendador de las vallas, Willoughby detiene a Mildred por una agresión a su dentista, pero un agravamiento de su enfermedad durante el interrogatorio provoca que deje libre a Midred.

La repentina muerte del jefe Willoughby desata la locura de Dixon, quien acaba lanzando por la ventana de su despacho a Red Welby, y todo ante su nuevo jefe quien, sin dudarlo, le despide. Justo esa noche, los tres anuncios son destruidos pasto de las llamas.

Como Mildred sospecha que la policía está detrás de las llamas, les devuelve la jugada, lanzando cócteles Molotov contra la comisaria, quemando accidentalmente a Dixon que estaba en ella.

A partir de este punto, la historia toma un rumbo totalmente inesperado, con una alianza entre Mildred y Dixon la cual, aunque sabemos dónde lleva, nos guardaremos celosamente.


Mildred ante la comisaría de policía de Ebbing
Mildred ante la comisaría de policía de Ebbing


Pocas veces una cinta con un punto de partida tan contundente como sencillo, llega a impactar tanto con el espectador como en esta “Tres anuncios en las afueras”, consiguiendo no solo que uno empatice con sus protagonistas, sino que les entienda y llegue incluso a compartir sus dramas, y eso, que ninguno de sus protagonistas principales parece estar al 100% en sus cabales.

Dividida en dos claros actos, la trama argumental de “Tres anuncios en las afueras” consigue llevarnos sin tregua, desde las ansias de esclarecer lo sucedido 7 meses atrás de una madre torturada hasta el sorprendente final de la cinta, pasando por la más que previsible reacción de un pueblo ante el ataque a su enfermo jefe de policía. Simplemente, genial.

Interpretativamente, nos quitamos el sobrero ante el soberbio trabajo de sus dos intérpretes principales, Frances McDormand y Sam Rockwell. McDormand realiza un trabajo soberbio, llenando por completo la pantalla, combinando en su papel el profundo drama por la pérdida de su hija, toques de comedia negra y su inquebrantable deber de lucha desde la tristeza, sencillamente, deja a uno con ganas de más. Rockwell, por su parte, encarna a un rudo, racista y homófobo policía totalmente sometido a su desquiciada madre, un personaje por el que nos hace sentir desde el odio más profundo a cierta empatía. Sin lugar a dudas, dos interpretaciones memorables.

Por todo lo que os hemos contado, nuestra nota final para “Tres anuncios en las afueras” es de un 8.5 sobre 10.



Título original: “Three billboards outside Ebbing, Missouri” – 2017 – USA
Duración: 112 minutos
Dirigida por: Martin McDonagh
Género: Thriller, Drama

 

 

lunes, 19 de abril de 2021

Ginny y Georgia - Temporada 1

Ginny y Georgia - Temporada 1 - Cartel
A mitades de febrero de 2021 llegó a nuestras pequeñas pantallas, directamente de la churrera de series del gigante de streaming Netflix, una nueva serie la cual causó cierto revuelo entre los fans de Taylos Switf (y porque no decirlo, a ella misma) y lo hizo por un comentario en el décimo y último capítulo de la primera temporada de dicha serie.

La verdad, os tenemos que asumir que cada vez nos cuesta más desgranar el grano de la paja en el catálogo de series de Netflix, y esta vez, no estábamos nada convencidos de verla, pero, después de verla durante varios días entre el top ten de series más vistas, pensamos en darle una oportunidad, estamos hablando de “Ginny y Georgia”.

“Ginny y Georgia” empieza presentándonos a sus dos principales protagonistas, Ginny (a quien da vida Antonia Gentry) una joven adolescente de 15 años y Georgia (Brianne Howey), su madre, de 30 años quienes acaban de instalar en la bucólica ciudad de Wellsbury junto al pequeño Austin (Diesel La Torraca).

Aunque muy pronto descubrimos que la familia se ha mudado a Wellsbury después de la muerte, en extrañas circunstancias, del multimillonario marido de Georgia, la adaptación de los tres a su nueva realidad va viento en popa y a toda vela, tanto por parte de Georgia como de la problemática Ginny quien encaja sin problemas en el instituto, donde muy pronto se integra en un variopinto grupo de amigas, las “MANG”.

Las MANG son Maxine, Abby, Nora y Ginny, cuatro chicas que, quizá no sean las más populares del instituto, pero sí tienen una buena relación de amistad entre ellas. Paralelamente a esto, Georgia, tan preocupada por esconder su turbio pasado como, a la vez, para hacerse con una buena fuente de ingresos (aunque a veces no sea de forma totalmente legal) para que sus hijos no tengan que pasar las penurias que paso ella, se integra en el equipo de gestión del alcalde Paul Randolph, colaborando en todas las campañas y acciones que este realiza.

Ginny y sus amigas, como buenas adolescentes, empiezan a tener sus escarceos amorosos con los otros compañeros del instituto. Así, nos encontramos que Maxine acepta su lesbianismo fácilmente buscando a una compañera que le hará de rogar un poco, mientras que Ginny, se enamora de Hunter Chen, un aplicado estudiante y tiene algún que otro encuentro sexual con Marcus, el hermano gemelo de Maxine, a espaldas de esta… todo a punto para un lío, ¿Verdad?

Por si fuera poco, Georgia se implica tanto en las actividades del alcalde Randoplh que, además de empezar a trabajar en su oficina, cae locamente enamorada de él (y es recíproco).

¿Creéis que puede pasar algo más? Pues sí, aparece en escena el padre de Ginny descubriendo la historia de este con Georgia y que, donde hubo fuego todavía hay cenizas. Además, se destaparán algunos secretos del pasado de Georgia que, además no sentarán nada bien a Ginny, pero claro eso ya, mejor nos lo guardamos.


Ginny y unas amigas en una fiesta
Ginny y unas amigas en una fiesta


No os vamos a engañar, “Ginny y Georgia” nos ha dejado bastante fríos ya que, aunque por momentos parece que se va a destapar algo que hará explotar la historia definitivamente, esto no acaba de suceder, quedando dicho acto tapado por alguna acción previsible o simplemente desviando la atención a otro lado. Sí que, argumentalmente es de agradecer que, durante los 10 capítulos de esta temporada, no tiene un solo parón ni bajada de intensidad, sucediéndose las acciones y situaciones a buen ritmo.

Argumentalmente hay que aplaudirle a “Ginny y Georgia” la capacidad que tiene de mezclar, acertadamente, dos tramas realmente diferentes, por un lado, el potente pasado de Georgia y por el otro, una la típica comedia de amores y desamores adolescentes, y todo, desde el punto de vista de dos mujeres de armas tomar, Ginny y Georgia, a cada cual, más guerrera, lanzada y atípica.

Interpretativamente os diremos que, las dos protagonistas principales Antonia Gentry y Brianne Howey dando vida a sus personajes y a la postre, sosteniendo la propia serie. El resto de personajes, no diremos que mediocres, pero sí comparsa de ellos dos, seguramente más debido al propio guion que a sus trabajos.

Lo dicho al comienzo, a nosotros, “Ginny y Georgia” no nos ha apasionado, sinceramente hubiésemos preferido quizá que el argumento de Georgia prevaleciera más sobre el de Ginny contándonos más del turbio pasado de la misma y como este, evidentemente, afecta al presente.

Con todo, “Ginny y Georgia” es una serie que se deja ver y que, seguramente, tendrá una nueva temporada, como mínimo, para cerrar todos los hilos abiertos en esta primera. Por nuestra parte, nuestra nota final para “Ginny y Georgia” es de un 5.5 sobre 10.



Título original: “Ginny & Georgia” - 2021 – USA
Año de creación: 2021
Año de finalización: 2021 (primera temporada)
Duración: 10 capítulos (de entre 50 y 60 minutos cada uno)
Género: Drama, Comedia
martes, 6 de abril de 2021

Iron Man


Iron Man (2008)

Después de que hace unos meses descubriéramos “Los Vengadores”, a los miembros de este equipo nos picó el gusanillo con el universo Marvel y su increíble potencial para entretener, despertándonos la curiosidad por descubrir algo más del original de los componentes de dicho grupo de superhéroes.

Si un tiempo después nos pusimos en la piel del primer vengador con el “El CapitánAmérica”, ahora le llega el turno a otro de los integrantes principales de dicho grupo: “Iron Man”, así pues, no nos entretenemos más y nos lanzamos a contaros nuestra experiencia.

“Iron Man” empieza presentándonos a Tony Stark (a quien da vida Robert Downey Jr.), un inventor armamentístico que acaba de heredar la empresa de su padre. Nos encontramos con Tony en un Afganistán inmerso en una dura guerra. Después de una demostración de una de sus armas, Tony y su grupo caen en una emboscada y resulta herido, curiosamente por una de las armas de “Stark Industries”.

Herido, Stark es secuestrado por el grupo terrorista “los 10 anillos” y encerrado en una cueva junto al doctor Yinsen (Shaun Toub) quien para salvarle de la metralla que tiene en el cuerpo, le implanta un electro magneto conectado a una batería de automóvil. Pronto descubre el precio de su libertad, construir para el grupo terrorista, un misil Jericó.

Viendo la situación, Stark decide crear una evolución del magneto que le mantiene vivo y a escondidas de los terroristas, crear una armadura motorizada para escapar de la cueva. Cuando ya casi tiene la armadura acabada, es descubierto por los terroristas y estos atacan la cueva. Para darle unos minutos más, Yinsen se sacrifica para distraer la atención y que Stark pueda salir con la armadura totalmente cargada. Durante la huida, Stark destruye el traje y se pierde en medio del desierto, donde poco después es rescatado por un grupo de marines y regresa a casa.

A su vuelta a casa, y por sorpresa de Stane (el antiguo socio de su padre y actual gerente de Stark Industries) y de toda la prensa, hace público que tras lo que ha pasado dejará de fabricar y vender armas. Con los accionistas y Stane en contra, Stark se recluye en su mansión y construye una versión más poderosa y mejorada de la armadura que construyó durante su reclusión en el desierto, así como también una versión más potente del generador que le mantiene con vida.


Tony Stark, se convierte en Iron Man
Tony Stark en pleno proceso de conversión a Iron Man


Tras las primeras pruebas, Stark se da cuenta que tiene mucho que mejorar, los propulsores, la resistencia de la propia armadura y de la misma al hielo a alturas elevadas, etc. Ya falta poco para que nazca Iron Man. Mientras va mejorando todo, se da cuenta que “Stark Industries” continúa vendiendo armas incluso al grupo terrorista de “los 10 anillos”, así que, decide volar con el traje de Iron Man a Alfagnistán para destruir su arsenal, lo cual consigue sin demasiados problemas.

Poco después, descubrimos que “los 10 anillos” han reunido todas las piezas del traje que hizo Stark y se lo dan a Stane (el responsable directo del tráfico de armas) quien ordena a su equipo que reconstruyan y mejoren el traje para poderse enfrentar a Iron Man.

¿Conseguirá Stane un generador de energía para su traje? Y si lo consigue, ¿logrará enfrentarse y derrotar a Iron Man? Como es evidente nosotros lo sabemos, pero también sabemos que no os lo contaremos, aunque lo que sí os contaremos es nuestra opinión sobre “Iron Man”.

Argumentalmente “Iron Man” es la puesta en pantalla grande de la historia que Marvel Comics ya nos contó en su momento sobre la creación de “Iron Man”, aunque eso sí, actualizada a los tiempos actuales tanto armamentísticamente como de ubicación del grupo terrorista (Vietnam ha quedado muy atrás, ahora es mucho más actual Oriente Medio).

Los miembros de este equipo, le agradecemos al equipo que ha desarrollado esta “Iron Man” que se haya centrado especialmente en contarnos la historia del personaje, definiéndole con un guion realmente bueno comparado con otras películas del género las cuales se centran más en los efectos especiales que en la propia historia.

Interpretativamente nos gustaría remarcar el excelente trabajo de Robert Downey Jr., quien se funde con su Tony Stark/Iron Man dándole un amplio abanico de matices en su personalidad. En el lado contario nos encontramos con los villanos, donde ambos (tanto el líder terrorista como el propio Stane –Jeff Bridges-) quedan un tanto desdibujados careciendo de la arrolladora personalidad que le da Downey a su personaje.

Sin lugar a dudas, en “Iron Man” nos encontramos con una película que es puro entretenimiento, tanto para los fans del Universo Marvel como para los neófitos en el tema. Por todo lo que os hemos contado, nuestra nota final para “Iron Man” es de un 7 sobre 10.



Título original: “Iron Man" - USA – 2008
Dirigida por: Jon Favreau
Duración: 126 minutos
Género: Acción, Ficción, Superhéroes, Marvel