jueves, 20 de junio de 2024

Bajo la misma estrella

Bajo la misma estrella - Poster
Todos, absolutamente todos, en algún momento de nuestra vida nos tendremos que enfrentar al duro descubrimiento de que el cáncer ha entrado en ella, ya sea afectando a una persona próxima o a nosotros mismos. Aunque no lo parezca, o nos creamos muy duros, es uno de los descubrimientos que, sin lugar a duda, más marcan la vida de uno.

Parece mentira como cambia la vida escuchar esas 6 letras juntas, el miedo se adueña de uno, tanto que, algunas personas buscan eufemismos para no pronunciar su nombre, otras se hunden en depresiones y la mayoría, pierden la esperanza en la vida y en todo, cuando esta es fundamental para afrontar el duro camino hasta la victoria.

Podríamos hablar de ¿qué es el cáncer? Y os diríamos que, es la multiplicación sin control de las células de nuestro cuerpo. Con todo, hablar de esto no es el objetivo de este pequeño rincón, nuestro objetivo, como diría Francisco Umbral lo podríamos resumir como “aquí hemos venido a hablar de cine” y a ello iremos inmediatamente.

La industria del cine, como extensión del mundo de la literatura, se ha enfrentado en múltiples ocasiones al difícil camino de mostrarnos el momento del descubrimiento y al de aceptación del cáncer (por ejemplo, en la española “ma-ma” o “Mi vida sin mí”), o la lucha contra este (“Planta 4ª” o incluso la serie “Polseres vermelles”).

En esta entrada os queremos hablar de la adaptación cinematográfica de la novela homónima del estadounidense John Green publicada en 2012, “Bajo la misma estrella”.

“Bajo la misma estrella” empieza presentándonos a Hazel Grace Lancaster (interpretada por Shailene Woodley), una joven adolescente diagnosticada de cáncer de tiroides con metástasis en los pulmones. Como no la ven bien, sus padres, Frannie (Laura Dern) y Michael (Sam Trammell), le obligan a asistir a un grupo de apoyo religioso.

En una de las reuniones coincide con el joven acompañante de otro integrante del grupo, Gus Waters (a quien da vida Ansel Elgort), otro adolescente que perdió una pierna por un cáncer de hueso que superó hace años.

Aunque Hazel, de buenas a primeras, no está muy receptiva con Gus, la insistencia y desparpajo de este muy pronto le gana naciendo entre ellos una bonita amistad y más, tras compartir sus libros de cabecera “Contra la insurgencia” Gus y “Un dolor imperial” Hazel.

Cuando acaban de leer, Gus le dice que le parece muy raro el final de “Un dolor imperial” y Hazel le cuenta que su autor, Peter Van Houten se retiró a Amsterdam tras publicar la novela desapareciendo así del mundo.

Unas semanas después Gus le dice a Hazel que ha contactado Van Houten por email, tras esto, Hazel contacta con el autor para preguntarle por el final del libro. Van Houten le incita a viajar a Amsterdam para conseguir las respuestas que tanto quiere, ya que solo se las dará en persona. Esta respuesta provoca una ilusión desbocada de Hazel para viajar a Amsterdam, pero un empeoramiento momentáneo de su salud y las limitaciones financieras de los Lancaster pronto truncan la ilusión de la chica.

Tras recuperarse, Gus le dice a Hazel que él hará uso de su “deseo de cáncer” y que viajará con ella a Amsterdam si le autorizan. Después de moverlo todo con el equipo médico, el viaje es autorizado y Gus, Hazel y Frannie se van a Holanda.


Gus y Hazel, los protagonistas de "Bajo la misma estrella"
Gus y Hazel, los protagonistas de "Bajo la misma estrella"



Ya en Amsterdam, y mientras comparten una cena pagada por Van Houten, Gus le confiesa su amor a Hazel. La tarde siguiente, la nueva pareja se lleva la desagradable sorpresa de que Van Houten resulta ser un alcohólico malhumorado que ni quería ni sabía que los jóvenes viajarían. Tras esto, ambos se marchan enfadados y aprovechan para ir a visitar, junto a la asistenta del escritor, la casa de Ana Frank suponiendo una lucha titánica de Hazel por subir escaleras y la confirmación de su amor hacia Gus. Al finalizar el día, ambos jóvenes pasan la noche juntos teniendo sexo por primera vez.

Al día siguiente el drama se hace presente de nuevo ya que, Gus le comunica a Hazel que su cáncer ha regresado y que, desgraciadamente se ha expandido por todo su cuerpo.

Y hasta aquí lo que os podemos contar de “Bajo la misma estrella” ya que, creemos que es mejor que la veáis si queréis saber como acaba, si Gus se salva o incluso como se enfrenta Hazel al nuevo mazazo en su vida.

Técnicamente os diremos que “Bajo la misma estrella” nos ha sorprendido bastante ya que, cuando empezamos a verla temíamos encontrarnos con una película que buscara constantemente manipularnos para buscar el bofetón entre el amor pasteloso y las consecuencias del cáncer con metástasis, y por suerte no lo hemos encontrado.

Sí que es verdad que en “Bajo la misma estrella” se ha conseguido juntar con extremo realismo, una bella historia de amor entre dos jóvenes y el bombardeo de situaciones que sufren estos al enfrentarse a la crueldad del cáncer haciéndolo, además, con absoluta normalidad y humanidad.

¿Nos referimos a que “Bajo la misma estrella” no cae en lo “pasteloso” ?, no, porque por momentos lo hace buscando la lágrima fácil del espectador, pero no es lo que predomina.

Nos sorprendió y muy positivamente la integración de la historia de Gus y Hazel con las vivencias y enseñanzas de Ana Frank cuando la pareja está en la casa haciéndonos entender bien lo que siente Hazel en ese momento.

Interpretativamente hablando os diremos que nos ha sorprendido muy positivamente el trabajo de sus dos protagonistas y la adictiva química que muestran en todo momento. Shailene Woodley logra transmitirnos en todo momento y con total realismo lo que vive una persona con cáncer, desde el derrotismo inicial hasta la ilusión, el enamoramiento y la pérdida. Brillante. Su compañero de reparto, Ansel Elgort también brilla a gran altura ganando soltura y brillantez en el tramo final de la historia.

Sin ser una obra maestra del cine, “Bajo la misma estrella” consigue y con creces lo que pretende, que es mostrarnos con crudeza y desde el romanticismo la realidad dos enfermos de cáncer.

Así pues, y por todo lo que os hemos contado, nuestra nota final para “Bajo la misma estrella” es de un 8 sobre 10.





Título original: “The fault in Our Stars” – 2014 – USA
Dirigida por: Josh Boone
Duración: 125 minutos
Género: Drama, romántico

 

1 comentario:

  1. ¡Hola! Hace tiempo me contaron todo el libro porque no pensaba en ver la película, pero al final incluso de leí el libro y me encantó. La verdad es que relación entre los protagonistas es de lo más bonita. Un abrazo ❤️
    Posdata: te sigo y dejo mi blog por si te quieres pasar: http://aborboletaturquesa.blogspot.com/

    ResponderEliminar