martes, 11 de junio de 2024

El rescate de Ruby

El rescate de Ruby - Poster
Hablar de películas con perros de protagonistas es, para los amantes de los peludos (entre los que nos incluimos sin dudarlo lo más mínimo) todo un filón en el mundo del cine. Si obviamos la adaptación de “Cujo” de Stephen King y de alguna otra cinta, normalmente nos encontramos con canes adorables, inteligentes, con más valores que muchos humanos, dosis de humor y, sobre todo, alguna que otra lágrima.

De este género, tenemos ejemplos como la maravillosa “Hachiko: Siempre a tu lado”, o la más modesta “Diecisiete” o la famosa “Pareja de tres (Marley and Me)”, todas distintas, pero a la vez, todas con elementos en común.

Hoy en esta entrada os contaremos la cinta original de la plataforma de streaming Netflix titulada “El rescate de Ruby”.

“El rescate de Ruby” empieza presentándonos a la protagonista de la historia, Ruby, una preciosa Collie de poco más de un año de edad. Ruby está en un refugio de animales después de que haya sufrido varios intentos infructuosos de adopción. Tras el último intento, a Ruby le dan 24 horas para que se encuentre un nuevo adoptante, en caso contrario, será sacrificada.

Paralelamente a esto, no muy lejos de allí nos encontramos con Daniel O’Neill (a quien da vida Grant Gustin) un policía un tanto nervioso e hiperactivo que lucha contra viento y marea para entrar en la unidad canina del K9 de Rhode Island. Después de varios rechazos por su falta de concentración, el jefe de la unidad le explica que no hay presupuesto para un nuevo perro, por tanto, si quiere intentar entrar en la unidad, deberá hacerse con uno él.

De vuelta a su casa, y contra la opinión de su mujer (quien espera un segundo hijo), Daniel para en el refugio con la ilusión de encontrar un pastor alemán para adoptar y poder así, acceder a las pruebas del K9. Obviamente no hay, pero en solo verle, Ruby escoge a Daniel y este la acaba adoptando.

Muy pronto, entre Dan y Ruby se cimienta una magia especial, aunque a ella, le falta mucho por aprender, tanto a comportarse en casa (donde hace sus necesidades donde puede y llora desconsoladamente por las noches) como en las tareas de obediencia donde se inspira y mucho en el nerviosismo e hiperactividad de Dan.

Poco a poco, y después de muchas horas de entreno, Ruby aprende a tranquilizarse y a hacer caso a su dueño y este aprende a entender a su perra. En las pruebas de acceso y pese al nerviosismo que Dan sufre, consigue la suficiente puntuación para entrar en prácticas en el K9 donde caso a caso, Ruby demuestra a todos que es el mejor perro policía de Rhode Island hasta que llega el gran caso que, evidentemente nos guardaremos en el cajón.


Ruby y Dan de "El rescate de Ruby"
Ruby y Dan



Técnicamente, no os engañaremos, “El rescate de Ruby” es una película, con todos los respetos de tarde de domingo, es decir, se deja ver, pero aporta muy poco a la historia del cine y a las historias que todos los que queremos a los perros, conocemos. Se ayuda de toques de humor, algunos gags perrunos ya vistos algunas veces, pero le falta arriesgar, tanto en la propia historia y su resolución como en el dramatismo de los momentos lacrimógenos.

Si hablamos del guion, os diremos que es posiblemente el gran bache que tiene “El rescate de Ruby”, ya que no nos presentas ni giros, ni sorpresas, ni grandes diálogos, parece más pensado para mostrar las pequeñas “travesuras” de Ruby, algo de sensiblería, y todo, para dejarnos muy claro la fábula de “El rescate de Ruby” que no es otra que hay que creer en el prójimo, darnos oportunidades y prestarnos más atención.

Interpretativamente hablamos os diremos que nos ha parecido muy acertada la elección de Grant Gustin para dar vida al nervioso Daniel O’Neill aportándole además ternura, carisma cierta simpatía, aunque la gran protagonista (y quien roba varias escenas a Gustin) no es otra que Ruby, la preciosa Collie.

Por todo lo que os hemos contado, nuestra nota final para “El rescate de Ruby” es de un 6 sobre 10.





Título original: “Rescued by Ruby” – 2022 – USA
Dirigida por: Katt Shea
Duración: 90 minutos
Género: Drama, familiar, Basada en hechos reales

 

miércoles, 29 de mayo de 2024

Nuovo Olimpo

Nuovo Olimpo - Cartel
En algunas películas, las salas de cine tienen un elevado protagonismo. En ocasiones como escenario principal donde se suceden las tramas (por ejemplo, en el gran clásico “Cinema Paradiso”), en otras creando imágenes icónicas que perduran en el tiempo (como en “Amelie” o incluso “Cadena perpetua”).

Hoy, en este rincón os hablaremos de una película que tiene también, una sala de cine como protagonista. En esta ocasión, ejerciendo un papel importante en la primera parte de la película, aunque sin tanto simbolismo como los ejemplos que os hemos comentado antes.

Estrenada en el Festival de Cine de Roma de 2023 y distribuida directamente por la plataforma de streaming de Netflix en noviembre del mismo año, en esta entrada os hablaremos del drama romántico italiano “Nuovo Olimpo”.

“Nuovo Olimpo” empieza situándonos en la convulsa Italia de finales de la década de los 70, concretamente en el 1978. En sus calles conocemos a Pietro (a quien da vida Andrea Di Luigi) un joven y tímido estudiante de medicina quien se encuentra con la grabación de una película y cruza su mirada con un joven desconocido.

Días más tarde, Pietro va al cine a ver cine clásico, la sala escogida es “Nuovo Olimpo” donde dos filas más delante de su butaca está el joven con quien cruzó su mirada en la calle, es Enea (interpretado por Damiano Gavino) quien a los pocos minutos de proyección le propone salir al pasillo a fumar.

En el “Nuovo Olimpo”, salir a fumar al pasillo a fumar era sinónimo de ir a practicar cruising en los baños del cine. Aunque Pietro acude, rehúsa tener sexo con Enea en el baño quedando eso sí con él para el día siguiente. En este tiempo, Enea consigue de Alice, su amiga y amante, las llaves del piso de la abuela de esta.

En el encuentro del día siguiente saltan las chipas y el amor entre Pietro y Enea, teniendo sexo en varias ocasiones. Tras tan apasionada noche, quedan para el día siguiente en el cine para después ir a cenar, aunque la vida les tiene preparada otra cosa ya que, la revolución antifascista que se vive en las calles les separa sin contacto (no se habían intercambiado ni teléfono ni dirección) durante mucho tiempo.

Diez años más tarde nos encontramos con un Enea que acaba de estrenar una película inspirada claramente en el romance que tuvo con Pietro quien ve dicha cinta al lado de Giulia, su esposa en la actualidad. Tras ver la película, Pietro queda abrumado despertando recelos en Giulia. Al día siguiente, Pietro va al “Nuovo Olimpo” que ahora es un cine X esperando encontrar a Enea, pero encuentra a un viejo conocido que le pone al día de Enea.


Enea y Pietro iniciando su historia de amor
Enea y Pietro iniciando su historia de amor


Cinco años más tarde las vidas de Pietro (ahora convertido en médico oftalmólogo) y Enea vuelven a cruzarse, en esta ocasión en dos trenes de la misma estación. Aunque Enea está en una relación con Antonio, convive a menudo con los recuerdos hacia Pietro hasta que un día, se cruza con la exdueña del “Nuovo Olimpo” quien le recrimina que nunca volvió al cine, indicándole que ella tiene una carta que le escribió Pietro.

La historia se reinicia en 2015, casi 40 años después de su noche de pasión, en el momento en que Enea rueda su decimocuarta película y sufre un aparatoso accidente que le deja temporalmente ciego. Esta situación provoca que Enea acabe en manos de Pietro, cirujano oftalmólogo de guardia.

Durante la recuperación, y a ciegas aún, Enea reconoce a Pietro precipitando el desenlace de la historia, desenlace que, obviamente nos guardaremos en el tintero.

Técnicamente os diremos que “Nuovo Olimpo” nos ha dejado un sabor claramente agridulce. En el lado positio decir que nos presenta una buena historia de amor homosexual, aceptación y superación en una época muy convulsa y complicada de Italia. Y en el negativo, que esta misma historia de amor, bajo nuestro particular punto de vista, estira en exceso el metraje y por tanto la trama para contarnos casi 40 años, muy superficiales, de unas vidas que se van cruzando en momentos quizá demasiado provocados (o poco naturales).

Particularmente hemos echado y mucho de menos conocer más la historia de Enea y Pietro, saber lo que piensan, saber por lo que sufren, conocer porque no volvieron al cine tras los altercados de 1978 ni intentaron encontrarse.

Lo que sí nos ha gustado y mucho es la escenografía, retratándonos tanto una bella Italia (durante los 40 años que transcurren), como una bellísima relación sexual entre los protagonistas rodada con un gran tacto y mucha finura para que los desnudos masculinos que aparecen queden totalmente integrados y naturalizados.

Interpretativamente hablando os diremos que tanto Damiano Gavino dando vida a Enea, como Andrea Di Luigi haciendo lo propio con Pietro realizan un gran trabajo transmitiéndonos lo que la escueta definición de sus personajes les permite, haciéndolo además con una gran química entre ellos.

Por todo lo que os hemos contado, nuestra nota final para “Nuovo Olimpo” es de un 6 sobre 10.





Título original: “Nuovo Olimpo” – Italia – 2023
Dirigida por: Ferzan Ozpetek
Duración: 111 minutos
Género: drama, romántico, LGTBI

lunes, 20 de mayo de 2024

Fabricante de lágrimas

Fabricante de lágrimas - Poster
La industria del cine, a lo largo de la historia, nos ha ofrecido un gran número de dramas románticos que nos han impactado y se han quedado marcados en nuestro cerebro, sin ir más lejos tenemos grandes clásicos como “El diario de Noa”, “Los puentes de Madison”, “Ghost. Más allá del amor”, “Brokeback Mountain”, etc.

La mayoría de estos dramas están protagonizados por personas adultas (con indiferente sexualidad) pero ¿Qué pasa con los más jóvenes? Pues, hemos de deciros que, los últimos años han tenido también su cuota de protagonismo en pantalla, sobre todo, los más pequeños con títulos como “Mi chica” o “Un puente haciaTerabithia” o incluso “A dos metros de ti”.

Con esta entrada, os queremos compartir nuestra crítica de una película recién llegada al catálogo de Netflix. Adaptando la novela homónima de la joven escritora italiana Erin Doom quien con dos únicas novelas se ha convertido en toda una institución en el país transalpino. En esta entrada nos centraremos en la película que adapta su primera novela, “Fabricante de lágrimas”.

“Fabricante de lágrimas” empieza presentándonos, a modo de flashback, una de las protagonistas de la historia, la pequeña Nica quien sufre un aparatoso accidente en un viaje con sus padres fruto del cual, estos mueren dejando a la pequeña huérfana.

Poco después del accidente, Nica llega al orfanato de Sunnycreek, lugar regentado con mano de acero por la dura señora Margaret quien lleva a todos los huérfanos con mano de hierro, todos menos uno, Rigel (interpretado de adulto por Simone Baldasseroni), quien en poco tiempo se convierte en el principal enemigo de Nica.

La infancia de Nica y del resto de los huérfanos pasa entre castigos de Margaret y el relato de varias leyendas que se cuentan los pequeños, entre las cuales está la del fabricante de lágrimas, un artesano un tanto misterioso responsable de haber provocado los miedos y los sufrimientos de los seres humanos.

Ya en la actualidad, nos encontramos con una Nica adolescente que, de un día por otro ve cumplido su deseo, ser adoptada por una familia, los Milligan. Cuando los Milligan van a recogerla a Sunnycreek escuchan de fondo la bella melodía de piano que Rigel está tocando. Sorprendidos, se interesan también por el joven, llevándoselo también para casa.

Así, de esta manera, Nica acaba compartiendo casa y vida con la única persona con quien no quería: Rigel. Ya en casa, Rigel se muestra como realmente es, introvertido, inteligente y, sobre todo, extrañamente protector con Nica.

Poco a poco Nica y Rigel se irán uniendo, descubriendo, a través de su pasado en común de penurias que han vivido y de lo que han tenido que esconder que, únicamente tienen un camino para poder convivir y más, cuando cada uno de ellos tiene su particular forma de superar sus problemas, uno a través de la ira y la otra a través de la bondad.


Rigel y Nica en su casa adoptiva
Rigel y Nica en su casa adoptiva



Sí, al final resulta que tanto Nica como Rigel son “el fabricante de lágrimas” del otro, un fabricante que, en su caso actúa por un sentimiento tan profundo e importante como es el amor.

¿Cómo dos rivales pueden sentir tal atracción? ¿Pueden dos hermanos, adoptivos, tener una relación? ¿Conseguirán vencer su pasado y forjarse un futuro? Como es evidente, nosotros sabemos las respuestas a estas y otras preguntas, aunque os animamos a verla para obtenerlas.

Técnicamente os diremos que, sin haber leído la obra original de Erin Doom, “Fabricante de lágrimas” es una película que parece crear por y para un público claramente juvenil o en edad de descubrir su primer amor. ¿Esto es malo? No necesariamente ya que, en este caso, el equipo técnico ha querido dar un estilo muy diferente al habitual en otras obras parecidas para contarnos una historia llena de sentimiento, de romanticismo y como no, pasión, sin olvidar eso sí, una bella factura técnica visual.

Sí que es verdad que, argumentalmente, y bajo nuestro particular punto de vista, “Fabricante de lágrimas” se ha quedado en una historia demasiado plana, cuando nos muestran a Nica llegando al orfanato y vemos la mirada que pequeño Rigel le dedica, ya casi sabemos el final, y desgraciadamente, no nos equivocamos.

Interpretativamente nos encontramos con dos trabajos que, pese a correctos, no despuntan tanto como deberían, parecen más pensados por competir con “Élite” y sus cuerpos 100% normativos que, por sus propias capacidades interpretativas, aunque aquí, tanto Simone Baldasseroni como Caterina Ferioli, como mínimo logran transmitirnos lo que sus personajes sienten.

Aunque le hemos echado mucho de menos que “Fabricante de lágrimas” asumiera muchos más riesgos, nuestra nota final para ella es de un 5.5 sobre 10.





Título original: “Fabbricante di lacrime” – Italia – 2024
Dirigida por: Alessandro Genovesi
Duración: 103 minutos
Género: Drama, Romántico
martes, 14 de mayo de 2024

El hilo imperceptible

El hilo imperceptible - Cartel
Desde hace unos años, con la evolución de la sociedad hacia el respecto interpersonal, aunque quizá deberíamos decir, gracias a la lucha de un gran número de personas para conseguir su visibilidad y respeto, se han visibilizado lo que, en su momento se llamó “nuevos tipos de familia”.

Esperemos que muy pronto se pierda ya lo de “nuevo” y se hable de familia sin más, ya sea monoparental (un solo padre e hijos), extensa (padre, madre, hijos, abuelos, etc.), nuclear o clásica (padre, madre, hijos), homoparental, etc.

El cine y la televisión no se ha mantenido al margen de estos tipos de familia (diferentes a la nuclear o extensa), encontrando títulos como “Los chicos están bien” de 2010, “Uno de estos días”, etc., pues bien, el pasado 2022 y directamente desde Italia, se estrenó un nuevo título a modo de tragicomedia contándonos los problemas que, como en cualquier familia, se cuecen en una familia homoparental, os estamos hablando de “El hilo imperceptible”.

“El hilo imperceptible” empieza presentándonos a Leone (a quien da vida Francesco Gheghi), un adolescente de 16 años que está grabando un documental para el instituto. Dicho documental habla sobre el derecho de las parejas LGTBI en Europa. Para ilustrar sus argumentos, el joven piensa en usar un claro y cercano ejemplo, sus dos padres, Paolo y Simone.

Paolo y Simone son una pareja homosexual que lleva casi 20 años de relación y que, años atrás, contactaron con una mujer de Estados Unidos, Tilly, con quien tuvieron un hijo mediante la técnica del vientre de alquiler, este hijo es, evidentemente Leone.

En el instituto, Leone descubre a Anna, una chica guapísima de la que, más o menos se enamora, aunque ve difícil que esta se fije en él ya que siempre va al lado de uno de los chicos más exitosos de instituto. Para sorpresa suya, Anna entabla amistad con él descubriéndole que el chico es su hermano.

Como Paolo y Simone van a celebrar su 20 aniversario deciden montar una fiesta a la que acude también Anna y de sorpresa para ambos, Tilly, la madre biológica de Leone con su marido. Durante la cena ocurre algo que trastorna a todos, se descubre que Simone tiene novio y ha estado engañando a Paolo los últimos años.

Paolo no lo soporta y echa a Simone de casa esa misma noche iniciando así el proceso de divorcio y posterior lucha para saber con quién se queda Leone ya que, en Italia, al ser una pareja homoparental, el hijo se quedará con el padre biológico y ninguno de ellos sabe quién es.

Paralelamente la relación entre Anna y Leone parece que prospera, aunque muy pronto descubre que se acercó a él para acercarle a su hermano quien está secretamente enamorado de Leone y supone que, al ser hijo de dos hombres, él será también homosexual.


Leone entre Anna y el hermano de esta
Leone entre Anna y el hermano de esta

Y como ya os podéis imaginar, hasta aquí lo que os podemos contar de la trama argumental de “El hilo imperceptible”, el resto, nos lo guardaremos celosamente.

Técnicamente os diremos que, el guion y el desarrollo de la trama te conduce perfectamente hacia la fábula que te quiere contar “El hilo imperceptible”. Nos narra y descubre, a los espectadores y a Leone, su protagonista que, las parejas homosexuales tienen los mismos problemas que todo en el mundo en el campo del amor y muchos más en el campo legal. Con todo, consideramos que “El hilo imperceptible” peca en exceso de ser excesivamente didáctica (por momentos adoctrinadora) y previsible.

Desde el punto de vista interpretativo os diremos que tanto los actores protagonistas como los secundarios realizan un buen trabajo. En el equipo nos han gustado mucho el trabajo del joven Francesco Gheghi dando vida a un Leone al que le toca hacer muchos descubrimientos, tanto sobre la familia, como en el amor y la vida. También aplaudimos el trabajo de Jodhi May interpretando a la madre biológica de Leone. Quizá el que nos cuadra menos es Filippo Timi dando vida al padre de Leone, más que nada por sobreactuado. Con todo, buen trabajo de todo el elenco del reparto.

Con todo, y teniendo en cuenta el buen trabajo de sus actores, nuestra nota final para este drama italiano titulado “El hilo imperceptible” es de un 6 sobre 10.





Título original: “Il filo invisibile” – 2022 – Italia
Duración: 90 minutos
Dirigida por: Marco Simon Puccioni
Género: Drama, LGTBI

 

 

jueves, 2 de mayo de 2024

Un papá genial

Un papá genial - Poster
Hay intérpretes que, por su única presencia en una película, esta merece la pena ser vista. Hablamos por ejemplo de estrellas actuales como Leonardo DiCaprio, Tom Hanks, George Clooney, Tim Robins, Matthew McConaughey, etc., todos ellos inmensos actores con carreras más que consolidadas o en claro ascenso, los cuales, en muchas ocasiones dan valor a una cinta.

Después, encontramos a otro gran grupo de actores que arrastran un montón de espectadores a las salas (o dan miles de horas de reproducción en canales de streaming), pero que, considerarlos estrellas, bajo nuestro punto de vista, les queda algo lejos, aunque amasen fortunas por sus trabajos.

Uno de estos actores es el neoyorquino Adam Sandler (seguro que ya todos tenéis como mínimo un título suyo en la mente), algunos auténticos bodrios, otros, grandes éxitos. Hoy en este rincón os traemos una de sus películas más reconocidas dentro del género de la comedia, os hablamos de la obra de 1999, “Un papá genial”.

“Un papá genial” empieza presentándonos Sonny Koufax (a quien da vida Adam Sandler), un joven de 30 años con una vida totalmente desorganizada. Pese a que obtuvo el título de abogado y ganó una auténtica fortuna por un accidente que tuvo tiempo atrás con un taxi, en la actualidad no ejerce y únicamente trabaja unas pocas horas en una cabina de peaje.

Por si fuera poco, su novia Vanessa le abandona cansada de pedirle que se ponga las pilas dejándolo solo en su pintoresco apartamento de Manhattan. Sin casi tiempo de asumir su soledad, recibe una llamada de asuntos sociales diciéndole que tiene que ir a recoger al pequeño Julian (interpretado por los gemelos Sprouse) el hijo biológico pero no reconocido de su amigo Kevin.

Cuando se presenta ante los servicios sociales, Sonny tiene una luminosa idea para impresionar a Vanessa y demostrarle que es más adulto y responsable de lo que piensa. Dicha idea pasa por adoptar al pequeño Julian haciéndose pasar por su amigo Kevin y, ni corto ni perezoso, así lo hace, aunque eso, de poco le sirve ante Vanessa.

Después de unos primeros días realmente catastróficos con Julian, se le cruza por la cabeza devolver al pequeño, aunque acaba dándose una nueva oportunidad con él. Poco a poco le va queriendo y se van llevando bien, hasta tal punto que, de dejarle hacer todo lo que quiera y cuando quiera, empieza a imponerle normas al pequeño.


Julian y Sonny en su día a día
Julian y Sonny en su día a día



Con la situación mejorando en el apartamento, Sonny conoce a Layla, la hermana de la novia de su amigo Kevin. Como no todo puede ir bien, los servicios sociales descubren que Sonny no es Kevin, por tanto, le retiran la custodia del pequeño y lo demandan acusándolo de fraude.

Durante el juicio, Sonny recurre a todos sus amigos abogados, entre los que está Kevin, el propio padre de Sonny y Layla esforzándose a tope para mostrar al juez quien es Sonny. Con todo, Sonny acaba perdiendo el juicio, la custodia de Julian e incluso la libertad, aunque un giro final, que obviamente nos reservaremos, cambia alguna cosilla que otra.

Técnicamente, no os engañaremos, “Un papá genial” es una comedia con toques de drama que funciona en ambas vertientes, aunque como drama intenta explotar demasiado la disyuntiva del buen o mal padre, y como comedia, pues, aunque graciosa, no deja de serlo por tener varios gags divertidos y poco más.

En la parte más negativa encontramos que, con “Un papá genial” se ha intentado hacer una comedia original, alejada de la típica comedia familiar de humor fácil y hasta cierto punto grosero pero, ha caído precisamente en eso, en el humor facilón y resultón con bastantes chistes fuera de tono o sin encaje.

Desde el punto de vista interpretativo, nos quitamos el sombrero ante Adam Sandler dando vida a ese desastre llamado Sonny Koufax y lo hace brillantemente y en todo momento. Como secundarios, pues aunque su papel es más manido y con poco recorrido, también nos ha gustado el trabajo de los gemelos Sprouse dando vida al pequeño Julian.

Por todo lo que os hemos contado, a esta comedia fácil y entretenida titulada “Un papá genial” le pondremos una nota de un 6 sobre 10.





Título original: “Big Daddy” – USA – 1999
Duración: 93 minutos
Dirigida por: Dennis Dugan
Género: Comedia, Drama