martes, 17 de enero de 2012

¡Mamma Mia! La película


Mamma Mia - Cartel
La habíamos visto hace ya tres años, pero como continuaba el DVD en casa y a uno de vez en cuando, le apetece tirarse en el sofá y disfrutar de un rato de televisión sin gritos, sin insultos y sin retortijones de estómago, el pasado viernes los del equipo acordamos volver a disfrutar del ritmo y de las canciones de los sempiternos ABBA, así que, sin pensarlo demasiado, nos pusimos cómodos y disfrutamos de “¡Mamma Mia! La película”.

Debemos asumir que, aunque no somos de la época dorada de los ABBA, su música siempre nos ha gustado, tanto por su simplicidad, como con su ritmo pegadizo, como sobre todo, por la energía positiva que casi 40 años después de su creación continua trasmitiendo. De hecho, continuamos con la espinita clavada de no haber podido disfrutar en el teatro de “¡Mamma Mia! El musical”, pero vamos, que a la que podamos, ahí estaremos.

Bueno, a lo que nos ocupa hoy, la película.

La historia empieza en la paradisíaca isla griega de Kalokairi (en la realidad Skopelos), y más concretamente en un viejo y destartalado hotel regentado por Donna (Meryl Streep). Allí, Sophie (Amanda Seyfried) se dispone a enviar una carta a tres desconocidos, Sam (Pierce Brosnan), Harry (Colin Firth) y Bill (Stellan Skarsgard). La carta es una invitación para su inminente boda y los supuestos desconocidos, pues... sus posibles padres.

Sí, habéis leído bien, Sophie no sabe quién es su padre, y rebuscando en el diario personal de su madre, Donna, descubre que justo el verano previo a su nacimiento, Donna estuvo sendas aventuras con tres hombres, Sam, Harry y Bill, así que, ni corta ni perezosa, y a espaldas de su madre, Sophie invita a sus posibles padres a su boda, con la esperanza de descubrir quién es su padre.

Dicha esperanza se desvanece a las primeras de cambio, ya que los tres tienen sus posibilidades y todos quieren ejercer como tal. Todo un dilema para Sophie. ¿Qué va a hacer con sus tres supuestos padres el día de su boda? ¿Quién le llevará al altar? Y para colmo, tiene que esconderles para que Donna no les vea, pues se lo tomaría fatal.

Y finalmente se lo toma, ya que sin quererlo, Donna se los encuentra. Todos los fantasmas de su pasado vuelven a sobrevolarla, casi al mismo ritmo que su viejo hotel se desmorona a cachos. Donna se pone histérica, pero acepta la decisión de su hija de querer conocer su pasado.

Finalmente… bueno, finalmente os recomendamos que le deis una oportunidad a “¡Mamma Mía!”, ya que, si esperáis encontraros aquí el nombre del padre de Sophie, lo tenéis bien claro, más que nada, porque se nos está acabando el tiempo y queremos pasar a valoraciones…

Aunque el esfuerzo realizado por el ya ex ‘agente 007’, Pierce Brosnan en una película tan radicalmente diferente al resto que había hecho hasta el momento, es más que digno de mención, también lo es su pésimo sentido musical, y las canciones que él interpreta (“Our last summer”, “S.O.S.”, “I do, I do, I do” y “When All Is Said and Done”), consiguen destacar como las peores de toda la cinta. Bien al contrario que nuestro querida Meryl Streep que, una vez más consigue dar el pego en el papel que le proponen, cantando además más que bien (“Money, money”, “Mamma Mia”, “Super Trouper”, “Slipping Through My Fingers”, …) para tratarse de una actriz y una cantante.

El trío protagonista en pleno número musical - Abba
El trío protagonista en pleno número musical


En cuanto a lo más destacable positivamente, pues la ambientación, la isla de Skopelos es genial, cuando uno ve sus bosques, sus playas, sus casitas blancas, siente el deseo de coger un avión e irse a Grecia, para disfrutar de las cálidas aguas del Mediterráneo al son de las sempiternas canciones de ABBA. También, para los del equipo es digno de mención lo bien que están ligadas las canciones entre sí, las cuales además han sido estupendamente seleccionadas de entre la totalidad del repertorio del que dispone el grupo sueco.

Por todo esto que os hemos contado, los del equipo, puntuamos a “Mamma Mia” con un 7 sobre 10, y nuestra recomendación, si queréis pasar un rato entretenido viendo maravillosos paisajes y escuchando la alegre (y sentimental) música de ABBA.





Título original: "Mamma Mia! The Movie" - Reino Unido - 2008
Dirigida por: Phyllida Lloyd
Duración: 108 minutos
Género: Musical, Comedia Romántica

2 comentarios:

  1. Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

    ResponderEliminar
  2. Es un musical divertido, agradable... es ABBA! Es difícil resistirse a esas pegadizas canciones. Mi personaje favorito de la película es el de Julie Walters. Aunque en conjunto, como musical, no es de mis favoritos (el final no me convence demasiado) es una película entretenida. Un saludo!! :)

    ResponderEliminar