lunes, 22 de mayo de 2017

Ghost, más allá del amor



Ghost, más allá del amor Cartel
Si hiciéramos una encuesta para descubrir cuál es la mejor película romántica de todos los tiempos, estamos convencidos de que en el top ten nos encontraríamos como mínimo con: “Los puentes de Madison”, “El diario de Noa”, “Ghost, más allá del amor”, “Titanic”.

Hoy, en pleno revival de grandes clásicos del cine comercial reciente que estamos llevando a cabo en este rincón, recuperamos uno de los grandes clásicos del cine romántico, “Ghost, más allá del amor”.  Estrenada en 1990 y protagonizada por Demi Moore, Patrick Swayze y Whoopi Goldberg pronto se convirtió en lo que 27 años después aún es, un auténtico clásico.

La historia nos desplaza directamente al Manhattan (Nueva York) de comienzos de la pasada década de los 90. Allí nos encontramos a Sam Wheat (Patrick Swayze), un ejecutivo de banca e inversiones y a Molly Jensen (Demi Moore) artista escultora de cerámica. Ambos forman una moderna pareja a punto de estrenar un nuevo piso en la Gran Manzana.

Entre el estrés de los movimientos de dinero y la dificultad de expresar en palabras sus sentimientos Sam y Molly van avanzando en su piso y en su relación, hasta que una noche, después de una velada romántica y una sesión de teatro, Sam y Molly son atacados en un callejón.

Durante el forcejeo entre el atracador y Sam, la pistola del primero se dispara y sale corriendo perseguido por un enfurecido Sam. Más rápido que nuestro protagonista, el ladrón acaba desaparecido ante la impotencia de Sam quien decide volver junto a su amada. Cuando lo hace se da cuenta de la cruda realidad encontrándosela llorando desconsoladamente mientras abraza a su ensangrentado cadáver.

Totalmente desconcertado, Sam sigue a Molly por todas partes sin que esta pueda verle, mientras descubre que no es el único fantasma que deambula entre vivos. Cuando acepta su nueva situación y descubre que puede ayudar a Molly, se lanza en búsqueda de alguien que pueda ayudarle a comunicarse con su amada, escogiendo para ello a la falsa médium Oda Mae (Whoopi Goldberg).

La verdad es que de “Ghost, más allá del amor” os queremos remarcar varios puntos.  El primero de ellos y quizá más sorprendente, es el desarrollo argumental y ritmo narrativo de la película, ya que, cuando uno piensa en un drama de dos horas de duración enseguida teme un ritmo excesivamente lento y es esta ocasión, nada más lejos de la realidad, el ritmo de “Ghost “ es vivo y trepidante sin olvidar en ningún momento el drama que viven Sam y Molly.

La segunda cosa a remarcar es la brillante Banda Sonora Original de “Ghost” con unos temas que enseguida pasan a formar parte de nuestra vida con una brillantísima “Unchained Melody” sonando en los momentos más especiales.

Interpretativamente el trabajo más brillante de “Ghost, más allá del amor” lo lleva a cabo la gran Whoopi Goldberg dando vida al imprescindible personaje de la farsante Oda Mae, siendo capaz de aportar el toque humorístico en medio de un gran drama. Moore y Swayze están correctos y convincentes dando vida a unos personajes que difícilmente olvidaremos.

Mucha gente considera “Ghost, más allá del amor” como un drama demasiado azucarado (pastelosa la tildan algunos), pero nosotros no lo creemos así, es más, la consideramos una película imperdible que todo el mundo debería ver, como mínimo, una vez en su vida.

Nuestra nota final para “Ghost, más allá del amor” es de un 9 sobre 10.




Título original: “Ghost” – 1990 – USA
Dirigida por: Jerry Zucker
Duración: 127 minutos
Género: drama, drama romántico, thriller 


No hay comentarios:

Publicar un comentario