lunes, 12 de abril de 2010

Buscando a Nemo


Buscando a Nemo - Cartel
De vez en cuando nos gusta sentarnos en el sofá, abrazarnos y dejarnos llevar por la magia de una película que ya conocemos, sobretodo si sabemos que nos llevará a ese mundo de la ilusión infantil, donde los problemas brillan por su ausencia. Quizá por eso, el pasado fin de semana nos apeteció echar mano a nuestra DVDteca y disfrutar de uno de nuestros “nuevos clásicos”. Sí después de las geniales “UP”, “Monstruos S.A.” los del equipo tenemos en nuestro corazoncito a Nemo, Dory y a Marlín, protagonistas de esa pequeña genialidad del 2003 llamada “Buscando a Nemo”.

Para decir la verdad, los últimos años han proliferado las películas de animación (sobre todo digital), que podríamos calificar de buenas (“Ratatuille”, “Toy Story”, “Toy Story II”, “Shrek”, “Shrek II”, “Ice Age”, “Ice Age II”, “Ice Age III”,...), aunque también algunas de malillas o no tan buenas (“Tiana y el Sapo”, “Wall-E”, “Planet 51”, "Bolt", “Shrek III”...), pero, sinceramente, creemos que “Buscando a Nemo” está por encima de todas estas ya que aporta un cúmulo de características que la hace realmente especial; drama, acción, emoción y sobretodo humor.

Bueno, al grano, que sino, se nos irá más la pinza que a Dory la memoria, y eso ya es decir...

La historia empieza justo antes de que Nemo nazca, en el arrecife donde sus padres (Marlin y Coral) tienen su anémona. Marlin y Coral son una pareja feliz, a la espera de que nazcan sus retoños, aunque pronto su felicidad se verá truncada por el ataque una barracuda que acabará con Coral y todos sus huevos. Bueno, todos no, queda uno, el de nuestro Nemo.

Nemo es un pequeño pez payaso, vivo y dicharachero que se ve constantemente cohibido por su padre, que a raíz de un accidente se volvió extremadamente sobreprotector. Son tantos los “cuidado”, “no puedes hacer eso”, etc, que el pequeño Nemo explota, por otro lado como haríamos todos, y decide demostrar que el agorero de su padre no tiene razón, y sale unos metros al océano para tocar el casco de una lancha, y evidentemente: ¡puede! El problema viene en el regreso al arrecife, pues nuestro pequeño es apresado por unos buzos y llevado a la lancha.

Al ver esto y verse solo, Marlin decide salir en persecución de la lancha para salvar a su hijo, empezando así la auténtica historia de “Buscando a Nemo”.

En su desesperada búsqueda, Marlin se encontrará con, a nuestro parecer, el mejor personaje de “Buscando a Nemo”, la genial Dory, un pequeño pez azul caracterizado por tener una memoria realmente peculiar, lo cual sin duda da lugar a situaciones desternillantemente cómicas, por ejemplo:
  • Al poco de conocerse Marlin y Dory, y ofrecerse esta última a guiar a Marlin en busca de la lancha, y cuando llevan solo unos segundos de búsqueda, Dory con cara de asustada, se gira y le suelta a Marlin: “¿Y tu quien eres? ¿Porqué me sigues?”
  • Mientras intentan recuperar las gafas de buzo perdidas por los secuestradores de Nemo, y nadando en medio de la oscuridad de las profundidades Marlin le empieza a hablar y se produce este dialogo: “... ¿eres mi conciencia? ... ¡oh sí! Soy tu conciencia... ¿hace muchos que no hablamos, estás bien?.... hmmmm... no me quejo”.
  • Al recuperar las gafas y descubrir que Dory sabe leer humano, ésta se pasa un buen rato cantando la dirección leída en las gafas: “P. Shermann, Calle Wallaby 42, Sydney”.
  • Y otra de las mejores, casi al llegar a Sydney, cuando se encuentran con una ballena, y Dory se empeña en hablar "balleno"... simplemente, divertidísimo.

Podríamos continuar y continuar, aunque algo se debería quedar en el tintero, sino menuda gracia ¿no? Por eso, os animamos a verla para descubrir todos los secretos que la película alberga.

Suponemos que con lo que habéis leído ya os haréis una idea de la puntuación que le damos, aunque para que no os queden dudas os decimos que, para N, pues aunque va de animalitos, sucumbió a la tentación de enroscarse delante de la pantalla, por lo que sólo vota la parte J del equipo, quedando la película con una valoración global de un 8.





Título original:  “Finding Nemo” – 2003 – USA
Dirigida por:  Andrew Stanton, Lee Unkrich 
Género:  Animación
Duración:  101 minutos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada