viernes, 1 de diciembre de 2017

El autor



Los últimos años el cine español ha sufrido un cambio radical, abandonando casi por completo los dramas costumbristas de la postguerra civil española y la socorrida vida de las familias ficticias que habitan los bajos fondos de nuestras grandes ciudades para abrir el plano de las secuencias a temáticas y formatos más universales.

Muchos de estos cambios han venido dados, además de por el propio mercado, por la irrupción y empuje de directores como Alejandro Amenábar, J.A. Bayona, Isabel Coixet, etcétera, quienes en la mayoría de ocasiones, han tenido el respaldo tanto de la crítica como del espectador.

Dentro de este grupo de nuevo cine español, encontramos una de las última cintas de este país que ha llegado a nuestras carteleras con bastante éxito, dirigida por Manuel Martín Cuenca y de la que hoy os hablaremos, se titula: “El autor”.

Con las primeras secuencias de “El autor” la historia nos lleva directamente a la Sevilla del verano de 2017. Allí a orillas del Guadalquivir y durante la entrega de un prestigioso premio al escritor novel más exitoso, se nos presenta al matrimonio formado por Amanda (María León) y Álvaro (Javier Gutiérrez). Ambos tienen una afición en común, ser escritores de éxito. Al final, el premio final se lo lleva Amanda lo que a la postre acabará provocando la separación del matrimonio.

Esta separación será a la postre el desencadenante para que Álvaro se decida por afrontar su auténtico sueño: escribir una novela. Para ello, intentará dar un vuelco a su gris vida, empezando como no, por dejar su trabajo de escribiente en una notaría de Sevilla y el piso que compartía con su esposa.

Ya en su nuevo piso de soltero, Álvaro empieza a escribir pero pronto se encuentra con un pequeño gran problema, no tiene la inspiración suficiente. En una de sus clases de escritura, Juan (Antonio de la Torre ) su profesor, le es muy claro: como escritor carece totalmente de talento e imaginación. Después de tal baño de realidad, Juan le da una pista: la ficción se escribe a partir de la realidad.

Partiendo de esta premisa Álvaro empieza a conocer sus nuevos vecinos y aprovechándose de los miedos y debilidades de los mismos empieza a manipularles con la finalidad de construir una ficción que pueda plasmar en negro sobre blanco. Y como ya os podéis imaginar, hasta aquí os podemos contar de la trama argumental de “El autor”.

Técnicamente “El autor” nos ha parecido una película más que notable sobre todo a la hora de plasmar fotográficamente la historia reforzando esa sensación de vacío, de falta de talento e imaginación con la estética fría, perturbadora e inquietante de un piso de soltero totalmente vacío con Álvaro escribiendo en un ordenador blanco sobre mesa del mismo color. Una sensación potenciada por los o tres desnudos integrales de Gutiérrez durante su fase de creación literaria. En este sentido, el único punto desfavorable que le hemos visto, ha sido que en varias ocasiones las situaciones que vive con sus vecinos son demasiado forzadas como para resultar creíbles, una auténtica pena.

Desde el punto de vista interpretativo, para este equipo tenemos que darle a “El autor” una de cal y otra de arena, ya que, aunque nos ha encantado el trabajo de (difícil, atrevido y convincente) de Javier Gutiérrez, el resto de personajes no dejan de ser simples marionetas sin demasiada profundidad y sin química entre ellos, incluida la poco aprovechada María León.

Con todo lo que os hemos contado y partiendo de la buena realización de Martín Cuenca, nuestra nota final para “El autor” es de un 6.5



Título original: “El autor” – 2017 – España
Dirigida por: Manuel Martín Cuenca
Duración: 112 minutos
Género: Drama

No hay comentarios:

Publicar un comentario