martes, 6 de marzo de 2018

La Llamada



La Llamada Cartel
Desde hace unos meses, en este país hay un nombre que no solo suena, sino que resuena en todos los ámbitos culturales, desde la televisión hasta el teatro, pasando como no, por la gran pantalla, os estamos hablando de “Los Javis”. Pero realmente “¿Quiénes son los Javis?”, pues son dos chicos actores que, además de compartir su vida, comparten su afición y su trabajo sobre los escenarios, tras ellos, ante las cámaras y como no, tras ellas.

Aunque su popularidad llegó a máximos cuando ficharon como profesores de “Operación Triunfo”, Javier Calvo y Javier Ambrossi (“Los Javis”) consiguieron su entrada en la élite cultural con la obra de teatro musical “La Llamada”, escrita y dirigida por ellos mismos, y la cual, aún podéis difrutar en los mejores teatros (aquí podéis ver cuales). Hoy, en este rincón os queremos dar nuestra opinión de “La llamada”, aunque eso sí, de su versión cinematográfica.

La trama de “La llamada” nos lleva directamente a “La brújula”, un campamento de verano cristiano, ubicado en la sierra segoviana y regentado por monjas. Allí nos encontramos con dos amigas, María (interpretada por Macarena García) y Susana (a quien da vida Ana Castillo), dos chicas adolescentes menores de edad que, a regañadientes pasan el verano en dicho campamento.

Ambas tienen en común su pasión por el reguetón y el electro latino. Una noche, María y Susana salen a escondidas del campamento para ir a un concierto en la ciudad y como no podía ser de otra forma, la juerga y la diversión se prolongan más de la cuenta, provocando que el día siguiente no puedan juntarse con sus compañeros de campamento para una salida colectiva de varios días.

Susana y María deben quedarse en el campamento bajo la atención de Sor Milagros (interpretada por Belén Cuesta) y la madre superiora (Gracia Olayo). Una vez recuperadas de las primeras tensiones entre las cuatro, María tiene una extraña aparición, Dios (Richard Collins-Moore) hace acto de presencia en su habitación cantando un tema de Whitney Houston.

Contrariada, María pide ayuda a Sor Milagros para saber cómo comunicarse con Dios, indicándole esta que lo mejor que puede hacer es rezarle. Por su lado, Susana tiene su cabeza hecha un lío ya que ha dejado de sentir lo que sentía por su novio, y además, ha visto como su amiga se aparta de ella por su obsesión a ese supuesto Dios que se le aparece sólo a ella.

Encerrada en sí misma, María se pasa el día releyendo la Biblia, buscando el mejor pasaje para rezarle a un Dios que canta temas de Whitney. Mientras, Susana también se dedica a reflexionar sobre su propia vida, sus ilusiones, sus deseos, el baile, la amistad… el amor, y todo, bien ayudada por la hermana Milagros.

Como bien podéis ver, dos llamadas bien distintas que, de salir bien, podrían cambiar la vida de las dos amigas. Aunque como ya os podéis imaginar, aquí no encontraréis como acaba la película, lo que sí encontraréis es nuestra crítica a “La llamada”.

“La llamada” es una de esas películas realmente complicadas de valorar ya que no se trata de una película al uso. Con todo, lo que sí os diremos es que “Los Javis” han conseguido una línea de productos con estilo propio (“La llamada”, o incluso “Paquita Salas” son un ejemplo de ello). En esta ocasión, con esta versión de “La llamada” estamos ante una comedia que no usa chistes (tampoco arranca carcajadas, aunque te deja una buena sensación), tenemos un musical que no abusa de los números musicales y a la vez, un drama sobre las motivaciones personales y el encuentro personal por el que pasan, quizá, demasiado superficialmente.

Argumentalmente no podemos negar que esta adaptación de la obra de teatro homónima funciona y funciona bastante bien, ya que en ningún momento, durante las casi 2 horas de metraje se hace pesada, dejándonos, como os hemos dicho antes, una buena sensación.

Desde el punto de vista interpretativo, es donde este equipo le ve más potencial a la “La llamada”, ya que la química entre las cuatro protagonistas principales funciona a la perfección, destacando especialmente el trabajo de Belén Cuesta (quizá la actriz fetiche de “los Javis”) quien con su fuerza e inocencia nos ha ganado.

Con todo, no creemos que “La llamada” sea una obra de arte, es más, la vemos como un buen entretenimiento ligero que ha llegado a la fama por el estado de gracia en el que viven sus dos creadores, de lo contrario, seguramente habría caído en el olvido donde habitan cientos de buenas películas.

Nuestra nota final para “La llamada” es de un 6 sobre 10.




Título original: “La llamada” – 2017 – España
Dirigida por: Javier Ambrossi, Javier Calvo
Duración: 108 minutos
Género: Comedia, Musical

2 comentarios:

  1. Todavía tengo pendiente ver esta película. Me gusta el género musical y me apetece bastante, aunque no tengo altas expectativas pese a las críticas. Bien es cierto que me creo eso último que comentas al respecto de la fama dada a estos chicos, que todo termina sobredimensionándose.

    Os sigo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paula, de entrada muchas gracias por el comentario.

      Sobre la película, decirque es puro entretenimiento (un poco sobrevalorado) pero sin lugar a dudas, si te gusta el género musical, te gustará.

      Un abrazo!

      Eliminar