miércoles, 15 de enero de 2014

A todo gas (The Fast and the Furious)

Cartel - A todo Gas (Fast and Furious)
Hacía mucho tiempo que nos rondaba por la cabeza recuperar de nuestra DVDteca particular la saga entera de “The Fast and the Furious” o, como se entrenó aquí, “A todo gas”. La verdad es que, en pantalla grande no hemos visto ninguna de las 6 partes que hay hasta el momento, pero la reciente muerte de uno de sus protagonistas, Paul Walker, y el hecho de que de una forma u otra, esta saga marcó un antes y después en las películas de carreras, ha hecho que finalmente nos decidiéramos a verla.

Así que, ni cortos ni perezosos, nos hicimos con las seis partes de la saga, nos acomodamos en el sofá se casa, y nos dispusimos a descubrir “The Fast and the Furious”.

La historia nos sitúa en un ya lejano 2001, cuando Dominic Toretto (a quien da vida Vin Diesel) dirige una banda callejera, la cual además de organizar carreras ilegales, se dedica a perpetrar robos a alta velocidad a camiones articulados, utilizando tres espectaculares Honda Civic convenientemente preparados y tuneados.

Después de una serie de exitosos robos, y ante el nerviosismo de los propios trasportistas, la policía y el FBI traman un plan conjunto para desmantelar la banda de Toretto. Para ello deciden infiltrar en la banda a Brian O’Conner (a quien pone cara, Paul Walker).

Para conseguir su objetivo, Brian consigue un trabajo en un taller de reparación y preparación de coches para competir en las carreras callejeras. Así, al poco tiempo tiene la oportunidad de entrar en contacto con Toretto y su grupo: su novia Letty (Michelle Rodriguez), Vince, León y Jesse.

Carrera a carrera, Brian se va integrando más en el grupo de Toretto, le gusta su filosofía de vida y las carreras callejeras, aunque sin olvidar sus orígenes y su objetivo de cuando llegó al mundo de Toretto con el que cada vez le une una mayor afinidad y complicidad.

Todo se complica cuando Toretto y los suyos deciden dar un gran golpe, y, a la vez Brian es presionado por el FBI para que acabe el trabajo que ha empezado. ¿Qué va a hacer Brian, quedarse al lado de su compañero traicionando al FBI? O por el contrario, ¿acatará las órdenes del FBI y desarticulará toda la banda? Nosotros, evidentemente lo sabemos, pero ya sabéis, que en estas líneas, no encontraréis la respuesta a estas preguntas.

Uno de los golpes sobre ruedas de "The Fast and the Furious"
Uno de los golpes sobre ruedas de "The Fast and the Furious"


Técnicamente, y teniendo en cuenta que estamos valorando “The Fast and the Furious” 13 años después de su estreno, os podemos decir que, pese a no ser ninguna joya, la película utiliza muy bien los efectos especiales para hacernos vivir trepidantemente todas y cada una de las carreras.

En cuanto a las interpretaciones, os diremos que los dos protagonistas (Diesel y Walker) fueron, en su momento, un gran descubrimiento cinematográfico, ya que dieron vida y profundidad a unos personajes que, con otros intérpretes, podrían haber sido totalmente planos y sin interés, como ocurre con los actores secundarios, que se difuminan entre los planos de los cambios de marcha, los pectorales marcados (tanto de ellos como de ellas) y la música estridente.

Ya veis, “The Fast and the Furious” es una película que tuvo todos los ingredientes para marcar época, sobre todo entre los adolescentes y los amantes de coches y el tuning. Para el resto, entre los que nos incluimos, le ponemos un 5 sobre 10.




Título original: “The Fast and the Furious” – 2001 – USA
Dirigida por: Rob Cohen
Duración: 109 minutos



2 comentarios: