viernes, 8 de octubre de 2021

Cobra Kai - Temporada 2

Poster de Cobra Kai temporada 2
Cuando una cadena o productora lanza un producto al mercado, su intención, obviamente es que guste tanto en audiencia que se convierta en un clásico (algo realmente difícil) o se le abran las puertas para crear una saga o si se trata de una serie, una nueva temporada.

Cuando en mayo de 2018 la plataforma de pago “Youtube Red” lanzó el revival de “Karate Kid” titulado “Cobra Kai” con los mismos actores que dieron vida a sus protagonistas en 1984, aspiraban a hacer algo grande, y sinceramente, lo consiguieron, y tan rápido que en pocos días confirmaron el lanzamiento de su segunda temporada que llegó un año más tarde, en abril de 2019, la temporada que os queremos contar hoy. Así pues, empezamos nuestra reseña de “Cobra Kai – Temporada 2”.

La temporada 2 de “Cobra Kai” empieza justo después de que Miguel (Xolo Maridueña) se llevara la victoria del “Campeonato de Karate de All Valley” al dojo de Cobra Kai de Johnny.  Pese a la victoria Johnny, y gracias a la presencia de su antiguo sensei John Kreese en el Cobra Kai, empieza a dudar del camino a seguir ya que, muy pronto, ve como su historia de los 80 empieza a repetirse, lo cual, no quiere bajo ningún concepto.

Paralelamente a esto, Daniel LaRusso (Ralph Macchio) pone en marcha el antiguo dojo “Miyagi-Do” con dos alumnos de excepción, Robby (Tanner Buchanan), el hijo de su máximo rival Johnny Lawrence, y Sam, su hija. La aparición del “Miyagi-Do” no hace más que reavivar las rencillas del pasado entre Johnny y Daniel.

Pese a la aparición del “Miyagi-Do”, las diferencias entre ambos dojo son abismales ya que mientras en este, con solo dos alumnos (Sam y Robby) se enseña el equilibro como base del karate, en el “Cobra Kai”, mucho más exitoso entre el público, priman los resultados y la violencia (sobre todo, cada vez que toma los mandos el sensei John Kreese).

Dos sistemas antagónicos que, chocan constantemente como lo hacen Johnny y Daniel, quienes de ninguna manera pueden dejar atrás sus viejas diferencias ni superar sus propios fantasmas del pasado.

Poco a poco, con Robby viviendo y trabajando para Daniel, varios nuevos alumnos llegan al “Miyagi-Do”, la mayoría de ellos, alumnos del instituto y, o bien repudiados del “Cobra Kai” por Kreese o abandonándolo al no encajar en la filosofía del mismo.


John Kreese tomando las riendas del Cobra Kai
John Kreese tomando las riendas del Cobra Kai


Cuando las primeras dudas sobre la metodología empleada en el “Cobra Kay” asaltan a Johnny, este debe salir de viaje dejando el dojo en manos de Kreese aplicando este, una metodología radicalmente violenta y en ciertos momentos vejatoria con sus alumnos para que estos lo transmitan en sus luchas y su día a día.

Paralelamente a esto, LaRusso se vuelca tanto en su dojo que abandona totalmente su negocio de ventas de coches de segunda mano provocando una situación más que comprometida en el mismo y en su propio matrimonio.

A la vuelta de su viaje Johnny se ve totalmente desplazado en su propio dojo perdiendo el control del mismo y viendo como sus alumnos toman un camino que, para nada es el que él pretendía en un inicio, el de la violencia y confrontación constante.

Violencia que llega a su zenit, no en el “Campeonato de karate de All Valley” si no en los pasillos del Instituto West Valley donde los alumnos de ambos dojo se enfrentarán en una lucha salvaje en la que resultará gravemente herido Miguel. Y hasta aquí, lo que os podemos contar de la segunda temporada de “Cobra Kai”.

Técnicamente, en esta segunda, “Cobra Kai” va un paso más allá de lo que llegó en su primera temporada, convirtiéndose en una serie más adulta y más profunda, profundizando en el gran problema que separa LaRusso y a Johnny desde su adolescencia, llevando mágicamente estos problemas a la actualidad. Este giro en la trama de “Cobra Kai” le ha llevado a una profundización del drama frente a la comedia, rompiendo un poco esta pareja perfecta que tan bien había funcionado en la primera temporada.

También nos gustaría remarcar el trabajo del equipo de fotografía, pues tanto la elección de interiores como de, sobre todo, exteriores es de lo más acertado como lo es también el trabajo de los creadores de coreografías (¿o acaso os creéis que es karate de verdad lo que se ve?) ya que, gracias a ellos, el ritmo se mantiene dinámico y atractivo para el espectador.

Interpretativamente nos quedamos, como ya hicimos en nuestra crítica a la primera temporada, con el gran trabajo de William Zabka dando vida a Johnny Lawrence, un personaje que, pese a vivir atormentado por su pasado, no deja de luchar para cambiar y salir de su dinámica destructiva y de violencia. El resto de casting, tanto jóvenes como adultos, más que correctos.

No os vamos a engañar, a nosotros esta segunda temporada de “Cobra Kai” nos ha gustado ya que, aunque pierde un poco ese frescor de la primera, hemos continuado totalmente enganchados ante la pantalla. Por tanto, por todo lo que os hemos contado, nuestra nota final para esta temporada 2 de “Cobra Kai” es de un 7 sobre 10.
 



Título original: “Cobra Kai” - 2018 – USA
Año de creación: 2018
Año de finalización: 2019 (segunda temporada)
Duración: 20 capítulos (de unos 30 minutos cada uno)
Género: Acción, Artes Marciales, Drama,
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario